Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Zeus’

La historia nos ha dejado numerosos testimonios de la utilización de objetos mágicos. El culto a los árboles era una costumbre arraigada entre los pueblos antiguos, con alguna excepción tal como los pueblos de la India y Rusia que consideraban que los espíritus de los árboles eran crueles y el pueblo suizo que creían que los espíritus de los árboles  eran engañosos, la mayoría  pensaba que los árboles estaban habitados por espíritus en su mayoría bondadosos, de hecho  las bodas primitivas se celebraban bajo un árbol y cuando la mujer deseaba tener hijos se abrazaba amorosamente a un árbol. Los griegos realizaban sus compromisos más importantes bajo los árboles, sobre todo el roble, considerado árbol sagrado representante del dios Zeus. La práctica de “tocar madera” para protegerse de algún mal viene de la costumbre de la adoración y culto a los árboles. Desde la antigüedad en todas las culturas los amuletos y talismanes han sido utilizados como protectores contra la enfermedad o para atraer la buena suerte, la diferencia entre uno y otro es que los amuletos suelen estar representados por el reino animal, vegetal y mineral y tienen la virtud de proteger contra el mal y atraer la buena suerte a la persona que lo utiliza y los talismanes están elaborados manualmente con un razonamiento simbólico que supuestamente poseen poderes mágicos e irradia los efectos benéficos no sólo a la persona que lo posee, sino también a las personas que estén cerca de él. Es fundamental que la persona que utilice un amuleto o talismán crea firmemente en el éxito de su eficacia, debe confiar en la posibilidad del buen resultado. Muchas personas creen firmemente en los poderes ocultos atribuidos a los amuletos y talismanes, sin embargo, otras muchas, niegan totalmente su supuestos poderes y otras por vergüenza dicen no creer en su efectividad, pero “por si acaso” no quieren tentar al destino y recurren a ellos. Sin embargo, aún sin saberlo todos utilizamos amuletos o talismanes de manera conciente o inconsciente, un anillo, una medalla, una cruz, una oración escrita, una imagen de algún santo en la cartera etc., casi nadie confiesa abiertamente sus supersticiones, pero incluso los más escépticos si pueden, evitan pasar debajo de una escalera o cruzan los dedos cuando ven a un gato negro, evitan pasar por delante de un cementerio e, incluso piensan que algunas personas puedan ser gafes; es más, cuando nos ponemos una prenda de vestir y las cosas nos salen bien hacemos de esa prenda un talismán, ya sea una blusa, vestido, zapatos, joya o reloj y achacamos a esa prenda nuestra buena suerte y en futuras ocasiones nos ponemos tal o cual prenda “de la buena suerte”, hasta los políticos confiesan tener una corbata de la suerte. Y, en sentido contrario si las cosas nos salen mal buscamos entre nuestras prendas “algo” que suponemos nos ha dado mala suerte; hasta tal punto esto es cierto que procuramos no volver a ponernos dicha prenda y en la primera ocasión la regalamos o la tiramos a la basura.

Suscribo lo escrito en el artículo titulado “mal de ojo” de que los amuletos, pueden traerte buena o mala suerte, sólo si tú crees en ello, ya que opino que cualquier objeto puede ser susceptible de proporcionar buena suerte. A unas personas les funcionará y a otras no, el resultado sólo dependerá de la fe que se tenga en ello. No existen amuletos mágicos, ni en un sentido ni en otro; si no crees en algo, ese algo nunca te afectará, ni para bien ni para mal. No existen conjuros, o amuletos de amor, ni para atraer al ser amado, ni para perjudicarlo, no permitas  que te engañen y es igualmente  falso creer que ciertos animales traen mala suerte. Ningún animal es portador de buena o mala suerte, lo mismo se aplica a los objetos, fetiches, talismanes, medallas, etcétera, que no tienen poder alguno en sí mismos. Los amuletos te  darán toda la suerte que tú quieras que te dé, todo es cuestión de sugestión. Los amuletos poseen una finalidad específica y tienen su origen por diferentes causas, así debemos saber realmente qué es lo que portamos cerca de nosotros y si tienen la finalidad que esperamos. Un ejemplo son las perlas, resultado del crecimiento provocado por la presencia en el interior de la concha de los moluscos de una partícula de material ajeno (grano de arena), está formada casi en su totalidad por nácar, substancia que se produce en el interior de las conchas; son consideradas como una piedra preciosa, pero infelizmente a pesar de su belleza van asociadas a las lágrimas, es por esto que se piensa que las novias no deben lucir un collar de perlas el día de su boda, porque existe la creencia que las perlas dan mala suerte si van engarzadas, no así si están solas. El hecho de que se piense que cuando un espejo se rompe da mala suerte viene de la  Catoptromancia, sistema de adivinación por medio de espejos, así en la antigüedad se consideraba de mal agüero que un espejo se rompiera durante una sesión, incluso podía anunciar la muerte del consultante.

Anuncios

Read Full Post »

lilith-en-la-capilla-sixtina-8Según la mitología griega, existe un final diferente para Lilith: Hades, dios del mundo inferior, se enamoró de Proserpina, (Perséfone) personificación de la primavera, hija de Zeus, padre de los dioses, y de Deméter, diosa de la tierra y de la agricultura. Hades quiso casarse con ella, y aunque Zeus dio su consentimiento, Deméter era contraria a la boda. Entonces, Hades-Plutón con la complicidad de Hécate (imagen de la Luna Nueva) surgió de las profundidades en un carro de oro mientras Proserpina cortaba flores en un campo de narcisos raptó a la muchacha y la llevó a su reino. Lilith, convertida en demonio, replegada en las profundidades marinas, asume su nueva personalidad afirmándose en ella y llega, por el mismo impulso que le ha hecho abandonar el Paraíso Terrenal, hasta el mismo infierno; desciende a los abismos y allí junto a Plutón, el Señor de las Riquezas, comparte con ella el oscuro esplendor del mundo subterráneo; y así deja de ser Lilith “la Olvidada” para convertirse en Perséfone “la Reina de los Infiernos”. Deméter salió en busca de su hija perdida y al no encontrarla quedó desolada. Murieron todas las plantas y el hambre devastó la tierra. Por este motivo, Zeus envió a Hermes, mensajero de los dioses, para que recuperara a Perséfone y la devolviera a su madre. Antes de dejarla ir, Hades le pidió que comiera un grano de granada, el alimento de los muertos. De esta manera, se vio obligada a volver al submundo y permanecer allí durante la tercera parte de cada año. Como diosa de los muertos y como diosa de la fertilidad de la tierra, Perséfone era la personificación de la renovación de la tierra en primavera. Este no fue el único cambio en la vida de Perséfone, ya que también se enamoró del bellísimo Adonis. En la mitología griega, hermoso joven amado por las diosas Afrodita y Perséfone. Nacido de la unión incestuosa del rey Cíniras de Chipre y de su hija, Adonis fue puesto bajo la custodia de Perséfone, reina del mundo subterráneo. Cuando Adonis murió al ser atacado por un jabalí salvaje al que cazaba, Afrodita imploró al dios Zeus que se lo devolviese. Zeus decretó que Adonis pasaría los meses invernales con Perséfone en el Hades y los estivales con Afrodita.

Read Full Post »

tauroEl Toro es un símbolo antiquísimo de fertilidad y fortaleza. En Egipto se veneraba a los toros sagrados y luego, después de muertos, eran momificados y colocados en enormes ataúdes de piedra en la ciudad de Menfis. Es el símbolo de la era de Taurus ya decadente en ese momento. En Creta el toro era un dios; los cretenses simbolizaban el mundo entre los cuernos de un toro y, cuando éste los movía, la tierra temblaba y se abría. Los griegos concebían al toro como una criatura noble, aunque agresiva y, también, como la encarnación de la concupiscencia y de la pasión viril; por ello Zeus, jefe del Olimpo, eligió la forma de un toro para seducir a la hermosa virgen Europa. Según la mitología, un día estaban Europa y sus compañeras de juegos en la playa de Tiro cuando ella vio a un toro de color blanco, inmaculado y de cuernos como gemas, que estaba pastando cerca. Atraída por su aparente mansedumbre y hermosura, Europa se montó en el lomo del toro y empezó a tejer guirnaldas de flores alrededor de sus cuernos. De repente, se vio arrebatada por encima del mar, todavía en los lomos del toro; luego fue llevada a Creta, donde se convirtió en madre de reyes y le dio el nombre a un continente. Terminada su aventura, Zeus colocó al toro llamado Taurus entre las estrellas, donde intervino en la vida de un grupo de hermanas perseguidas por el ardiente cazador Orión. Estas hermanas eran las Pléyades, hijas de Atlas. Temerosas de la pasión de Orión, ellas le rogaron a Zeus que intercediera en su favor y éste, accediendo, las transformó en estrellas y las puso en sitio seguro, colocándolas en el cielo como un racimo en el lomo de Taurus. Cinco de las hermanas de las Pléyades, llamadas Híades, fueron transformadas de una forma semejante, no por causa de Orión, sino debido a su tremenda pena por la muerte de su hermano Hías. Y cuenta la leyenda que estas Híades siguen llorando todavía y, cuando lo hacen, llueve en algún lugar de la Tierra. La función protectora de Tauro con las hijas de Atlas contrasta con sus actividades más concupiscentes y agresivas como amante de Europa. Tauro es una mezcla de pasión y de sentido protector. La belleza es el otro aspecto de Tauro: la belleza del blanquísimo toro, con sus cuernos adornados con flores y sus ojos como joyas. Tauro posee una de las cuatro estrellas llamadas regias; es el ojo del toro o Aldebarán.

Read Full Post »

geminisGéminis representa a Cástor y Pólux, los gemelos celestiales. El primero fue hijo de una mortal y, el otro, hijo de Zeus. Aunque gemelos y ligados por recias ataduras de amor y de hermandad, Cástor y Pólux eran tan diferentes como el día y la noche y, con frecuencia, sus naturalezas terrenal y divina respectivamente chocaban. Los griegos compusieron la leyenda de los gemelos. Hubo una hermosa reina llamada Leda que estaba casada con Tíndaro rey de Esparta, una noche, el libidinoso Zeus descendió sobre la reina en forma de un cisne gigantesco y, de esa unión, salieron dos huevos, uno de los cuales contenía a Clitemnestra y a Helena y el otro a Cástor y Polideuco (Pólux). Tíndaro estaba furioso por la divina seducción de su esposa y no pudo apaciguarse hasta que supo que Cástor y Clitemnestra eran en realidad su propia progenie, puesto que él había fecundado a Leda el mismo día que ésta había sido visitada por el cisne olímpico. Y así fue como los Gemelos Cástor y Pólux, así como sus hermanas, representan desde entonces las partes mortal y divina de la vida. Los jóvenes fueron inseparables mientras que, las hermanas, siguieron por diferentes caminos. Cástor domaba caballos mientras que Pólux enseñaba el arte del boxeo, siendo uno pacífico y el otro agresivo. Aquí vemos la naturaleza dual de los Gemelos. Ambos intervinieron en varias peligrosas aventuras y, en una de ellas, Cástor, el mortal, perdió la vida. A Pólux le apesadumbró tanto la muerte de su hermano que su padre, Zeus, hizo que los Gemelos quedaran juntos en el cielo como la constelación de Gemini; y el dios jefe del Olimpo le dio permiso a Pólux para que alternara el tiempo que pasaba en el Olimpo con unas visitas a las regiones subterráneas del Hades, donde moraba Cástor muerto. En lo anterior está representada la muerte interna que ha de pasar el signo de los Gemelos en su dualidad material, para colocarse definitivamente en lo espiritual y celeste. Pero, aún así, sigue siempre con un dominio y atracción por lo material, lo cual le sirve de punto de apoyo. Cástor y Pólux representan dualidad y contraste como, también, la versatilidad inherente a los dos hermanos cuyas conquistas, logradas entre los dos, fueron muchas y variadas. Además, destacan su valor y afecto mutuos, como su sentido de lealtad y sacrificio. Cástor y Pólux capacitan a la persona de los Gemelos para trabajar la dualidad terrenal-aérea: consecución de la riqueza y el éxito, así como el triunfo de la filosofía y la inquietud espiritual; pero falta saber cuál de los dos gemelos predomina en cada persona influenciada por este signo.

Read Full Post »

MITOLOGÍA DE CÁNCER

cancerLa historia del Cangrejo celestial llamado Cáncer nos lleva a las aventuras de Hércules y sus doce arduos trabajos. El heroico Hércules fue otro de los hijos de Zeus, nacido ilegítimamente de una madre mortal. Juno (o Hera), esposa de Zeus, celosa de esa divina infidelidad, decidió vengarse en el retoño. Por ello, invocó varios castigos terribles en contra del joven héroe, incluyendo el de la locura; finalmente, le entregó como esclavo a un rey griego, quien le impuso doce trabajos (hercúleos); después de cumplirlos sin fallar ninguno, lo dejaría en libertad. El segundo trabajo era el de matar a la Hidra de Lerna, una espantosa criatura de los pantanos cuyo aliento es venenoso, de cuerpo enorme y ocho cabezas de serpiente. Si es cortada la cabeza del centro, inmediatamente vuelve a crecer de doble tamaño. Hera, contemplando el encuentro de Hércules con Hidra, decidió intervenir en favor del monstruo y envió un cangrejo gigantesco para que distrajera al héroe, atacándolo con sus tenazas. Cáncer, el Cangrejo, fue así centinela de la Hidra y una criatura de los dioses. Juno le recompensó por su acción, dándole un lugar entre las estrellas cerca de la víctima de otro de los trabajos de Hércules, el León. El Cangrejo es una especie muy resistente y antigua, está armado de un caparazón y equipado de tenazas como armas; es enérgico y golpea a sus depredadores rápidamente y sin ningún temor.

Read Full Post »

leoLa primera de las tareas hercúleas (sugeridas por Juno) pertenece a la zona de Leo; en ella, habita el gran León de Nemea, el cual fue abandonado en ese lugar por Selene, la diosa de la Luna. Solo y amargado por su destino, el león llamado Leo empezó a asolar la comarca, lo cual podía hacer fácilmente, ya que su piel era impenetrable a cualquier arma. Como rey de los dominios, temido y honrado por todos, el león de Nemea vivía como sus instintos le dictaban, alimentándose de hombres y animales hasta que se presentó Hércules dispuesto a darle muerte. Primero, el joven héroe le disparó sus flechas, pero éstas rebotaban como pajas; luego empuñó su espada de hierro pero, al golpear al león con ella, ésta se partió en dos; aún la colosal maza de Hércules se rasgó cuando alcanzó a rozar el hocico del animal. Lleno de valor, el forzudo Hércules cayó sobre su presa y, con la fuerza de sus potentes brazos, asfixió a la fiera hasta matarla. Luego, quitándole la piel al león con las garras de éste como cuchillo, Hércules se cubrió los hombros con dicho trofeo y volvió triunfante a su amo. La muerte de Leo, (el león de Nemea) era algo inevitable, puesto que Hércules estaba destinado a cumplir con todos los trabajos que le habían impuesto. No obstante, Zeus o, quizás Juno, en reconocimiento al obvio mérito de Leo, le puso entre las estrellas. Régulus es una de las cuatro estrellas regias, llamada el Corazón del León, la cual se encuentra en la constelación de Leo.

Read Full Post »

acuarioGanímedes, el Aquarius mitológico, es el más bello de los mortales. Zeus, transformándose en águila, lo tomó en sus garras y lo subió a los cielos encargándole allí el oficio de copero del néctar de los dioses (intuición). El águila indica transmutación e ideales. Gamínedes impuso a Zeus la exigencia de que su cántaro nunca quedara vacío y se llenara constantemente de los depósitos del Olimpo. En esoterismo Ganímedes es el Hijo del Hombre, la raza (que ya se va gestando) de la era del Acuario para formar el llamado Quinto Reino Universal.

Read Full Post »

Older Posts »