Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Khalil Gibran’

ANCIANIDAD

 

Nunca está de más parar un momento para hacer algunas reflexiones, hoy me voy a centrar en la vejez. Empecé mi libro con esta frase: Dicen que una persona es sabia cuando aprende de los errores de los demás, ojalá tú seas una de estas personas…

Dice un proverbio hindú que la vejez empieza cuando los recuerdos pesan más que las esperanzas.

Llegar a la vejez es una cuestión de tiempo, quizás no esté de más ir conociendo el camino que nos lleva a ella y, como dice el refrán: cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar. Seamos sabios y hagamos caso de las conclusiones de los que ya han atravesado ese camino. La experiencia no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede. (Aldous Huxley)

Comienza a manifestarse la madurez cuando sentimos que nuestra preocupación es mayor por los demás que por nosotros mismos. (Einsten)

Y, las personas en la edad madura, ya deben haberse dado cuenta de que el tiempo te va demostrando quién vale la pena y quién no. Te va demostrando a quién le importas y a quién dejaste de importar. El tiempo te va demostrando quién cree en ti y quién nunca lo hizo. Valora a aquellos a quién todavía le importas.

No te cuestiones, lo habrás hecho lo mejor posible, hemos venido a aprender. Tu mejor maestro es tu último error. (Ralph Nader)

SOLEDAD

Pero sobre todo nunca temas a la soledad, solo nacemos y solos morimos. El sentimiento de soledad sólo aparece en nuestra especie. La valía de un hombre se mide por la cuantía de soledad que es capaz de soportar. No te apenes si estás solo, el tener alguien a tu lado no significa estar acompañado. Shopenhauer dijo: la soledad es el patrimonio de las almas extraordinarias.

La valía de un hombre se mide por la cuantía de soledad que le es posible soportar. ( Niestzsche)

Siempre se ha dicho que más vale estar solo que mal acompañado, quizás sea el momento en que le digas a alguien: estoy haciendo varios cambios en mi vida si no sabes nada de mi tu eres uno de ellos. Nadie puede volver atrás y empezar de nuevo, pero cualquiera puede empezar hoy y crear un nuevo final. (María Robinson)

Todos piensan en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo. (TOLSTOI) ¿será hoy el día en que nos cambiemos a nosotros mismos? Nunca digas que no puedes, pues la diferencia entre lo posible y lo imposible, es la medida de tu voluntad.

Poco bueno habrá hecho en su vida el que no sepa de ingratitudes. (Jacinto Benavente)

No te preocupes por las personas de tu pasado, hay una razón por la que no llegaron a tu futuro. (Paulo Coelho)

Solía pensar que la peor cosa en la vida era terminar solo. No lo es. Lo peor de la vida es terminar con alguien que te hace sentir solo. (Robin Williams)

Jamás pienses que la vida es injusta, hay una razón para que ocurran las cosas, piensa que no hay árbol que el viento no haya sacudido (proverbio hindú). Te recuerdo los cuatros principios o leyes espirituales que se imparten el la India:

La primera ley dice: ¡La persona que llega es la persona correcta!

La segunda ley dice: ¡Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido!

La tercera ley dice: ¡En cualquier momento que comience es el momento correcto!

Y.… la cuarta ley dice: ¡Cuando algo termina, termina!

VEJEZ

REFLEXIONES

El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad (Gabriel García Márquez)

Todos deseamos llegar a viejos, y todos negamos que hemos llegado (Francisco de Quevedo)

Las arrugas del espíritu nos hacen más viejos que las de la cara (Michel de Montaigne)

El viejo no puede hacer lo que hace un joven; pero lo que hace es mejor (Cicerón)

Un hombre no es viejo hasta que comienza a quejarse en vez de soñar (John Barrymore)

Viejo es quien considera que su tarea está cumplida. El que se levanta sin metas y se acuesta sin esperanzas, (anónimo)

Los que en realidad aman la vida son aquellos que están envejeciendo (Sóflocles)

El joven conoce las reglas, pero el viejo conoce las excepciones (Oliver W. Holmes)

Un hombre no envejece cuando se le arruga la piel sino cuando se le arrugan sus sueños y sus esperanzas.

En la juventud aprendemos, en la vejez entendemos. (Marie von Ebner Eschenbach)

Envejecer es como escalar una gran montaña: mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre y la vista más amplia y serena. (Ingmar Bergman)

Envejecer es todavía el único medio que se ha encontrado para vivir mucho tiempo. (Charles A. Saint-Beuve)

Los cuarenta años de vida nos dan el texto; los treinta siguientes, el comentario. (A. Shopenhauer)

Nada nos hace envejecer con mayor rapidez que el pensar incesantemente en que nos hacemos viejos. (G. H. Lichtenberg)

RUEDA

Y, como de todos es sabido que la mayoría de las personas “aceptan” y les resultan más ciertas o creíbles las sentencias u opiniones de personas que son famosas o que destacan en algún campo, no necesariamente el cultural, ya que la Universidad de la Vida es tan válida como una preparación académica. Sugiero que le dediquéis unos minutos para leer las reflexiones de personas que creyeron firmemente que esta vida no es el final, y que con un poco de suerte podremos hacerlo mejor en nuestras sucesivas reencarnaciones, algo que comparto al cien por cien. Como, por ejemplo; Pitágoras, Benjamin Franklin, Blavatsky, Edgard Cayce, Federico II el Grande, Khalil Gibran etc.

Las podréis encontrar en la categoría de Karma y Reencarnación

 

“Necesitamos muchas vidas, revestirnos de múltiples cuerpos, nacer y morir y volver a nacer muchas veces para llegar al fin último de la perfección que es el que los dioses nos reservan. Esta ley de vidas sucesivas da la adecuada explicación a todas las desiguales manifestaciones de nuestra existencia”. Palabras de Pitágoras de Samos, el filósofo y matemático griego, nacido aproximadamente en 582 a. DC –  500 a.C.)

 

Una preciosa canción para escuchar: La Vejez de Alberto Cortéz

Read Full Post »

Y un joven dijo: Háblanos de la Amistad

Y él respondió, diciendo: Vuestro amigo es la respuesta a vuestras necesidades.

Es vuestro campo, que sembráis con amor y cosecháis con gratitud.

Y es vuestra mesa y, el fuego de vuestro hogar.

Porque acudís a él para saciar vuestra hambre y lo buscáis en procura de paz. Cuando vuestro amigo revela su pensamiento, no teméis el “no” en vuestra propia mente, ni retenéis el “sí”.

Y cuando él guarda silencio vuestro corazón no cesa de escuchar a su corazón.

Porque en la amistad, todos los pensamientos, todos los deseos, todas las expectativas, nacen sin palabras y son compartidos con callado gozo.

Cuando os separáis de vuestro amigo lo hacéis sin aflicción; porque lo que más amáis en él puede ser más diáfano aún en su ausencia, como para el alpinista la montaña aparece más despejada desde la llanura.

Y dejad que en la amistad no exista otro propósito que el de profundizar el espíritu.

Porque el amor que busca otra cosa que no sea la revelación de su propio misterio, no es amor, sino una red tendida y, solamente lo inútil es pescado.

Y procurad que lo mejor de vosotros sea para vuestro amigo.

Si debe conocer vuestra bajamar, dejadlo conocer también vuestra pleamar.

Porque ¿qué amigo es aquel que tuvierais que buscar para matar las horas?

Buscadlo con horas para vivir.

Porque es misión suya llenar vuestra necesidad, pero no vuestra vaciedad.

Y que en la dulzura de la amistad haya lugar para la risa y para los placeres compartidos.

Porque en el rocío de las pequeñas cosas el corazón encuentra su mañana y toma su frescura.

Khalil Gibrán (El Profeta)

Read Full Post »

el-profeta

Y, como sé que se suele dar por  “bueno” o solemos dar más “credibilidad” a las opiniones  de los que consideramos importantes o famosos aunque nos sean desconocidos; citaré  reflexiones de otras personas que seguro habrás oído hablar de ellas.

“Breves han sido mis días entre vosotros y, más breves aún las palabras que he pronunciado. Pero si mi voz se extingue en vuestros oídos y si mi amor se borra de vuestro recuerdo, entonces vendré de nuevo, y hablaré con un corazón más rico y unos labios aún más sometidos al espíritu. Sí, volveré con la marea, e incluso si la muerte me oculta, si el más grande silencio me envuelve, buscaré de nuevo vuestra comprensión… Además, sabed que volveré del más grande silencio… No olvidéis que volveré hacia vosotros. Un instante minúsculo, y mi deseo recogerá el polvo y la espuma para otro cuerpo. Un pequeño instante, un momento de reposo en el viento, y otra mujer me dará a luz”.
Palabras de Kahlil Gibran (1883-1931), escritor, poeta y pintor libanés nacido en Bsarri. Autor del libro El Profeta.

Read Full Post »