Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Erinias’

prometeo-11-jpgLa Mitología griega, nos dice que inicialmente sólo existías el Caos (el vacío), del que se formó Gaia (la tierra). Gaia dio a luz a Urano (el cielo). Urano fue el primer dios que reinó sobre el Universo que, uniéndose con Gaia, fueron los padres de las primeras criaturas vivas, los doce titanes (gigantes con forma humana), los tres Cíclopes (criaturas con un solo ojo) y los tres gigantes Hecatónquiros (monstruos provistos de cien manos y cincuenta cabezas). Insatisfecho con sus hijos, los desterró al inframundo. Gea irritada por encerrar a sus hijos, persuadió a su hijo, el titán Cronos (Saturno) para derrocar a su padre. Cronos encadenó y castró a Urano, y de la sangre que cayó sobre la tierra surgieron las tres diosas vengadoras, las Erinias o Furias. Tisífone, Megera, y Alecto. Fue por ello Kronos el segundo soberano del cosmos. Pero el Hado, dios supremo, había establecido que, al igual que Kronos encadenó a su padre, un hijo suyo lo haría con él. Kronos, enterado de esto y deseando evitar el destino, decidió comerse a sus hijos al nacer. Y así lo hizo con Deméter (Ceres), diosa de la tierra; Hestia, diosa del hogar Hera (Juno), diosa del matrimonio, Hades (Plutón) dios de los muertos y Poseidón (Neptuno), dios del mar. Pero Rea, esposa de Kronos, cuando dio a luz a su sexto hijo Zeus (Júpiter), para protegerle tomó una piedra y envolviéndola en pañales se la dio a Kronos, quien la comió engañado. Cuando Zeus creció se encontró con su padre y, después de vencerle y haberle hecho vomitar a sus hermanos, lo desterró del cielo. Fue entonces Zeus el tercer rey de los dioses antiguos, que dio la entrada a los dioses nuevos de la Mitología griega.
Prometeo (cuyo nombre significa “prevención, prudencia”), y su hermano Epimeteo recibieron el encargo de crear la humanidad y de proveer a los seres humanos y a todos los animales de la tierra de los recursos necesarios para sobrevivir. Epimeteo (cuyo nombre significa “ocurrencia tardía”), procedió en consecuencia a conceder a los diferentes animales atributos como el valor, la fuerza, la rapidez, además de plumas, piel y otros elementos protectores. Cuando llegó el momento de crear un ser que fuera superior a todas las demás criaturas vivas, Epimeteo se dio cuenta de que había sido tan imprudente al distribuir los recursos que no le quedaba nada que conceder. Se vio forzado a pedir ayuda a su hermano, y Prometeo se hizo cargo de la tarea de la creación. Para hacer a los seres humanos superiores a los animales, les otorgó una forma más noble y les dio la facultad de caminar erguidos. Pero Prometeo incurrió en la cólera de Zeus, le quitó la mejor parte de las ofrendas, la carne, y engañó a los dioses haciendo que ellos recibieran las peores partes de cualquier animal sacrificado y los seres humanos la mejor. En una pila, Prometeo colocó las partes comestibles de un buey, la carne y las entrañas, y las recubrió con el vientre del animal. En otra puso los huesos y los cubrió con grasa. Al pedirle a Zeus que eligiese entre las dos, el dios optó por la grasa y se sintió muy disgustado al descubrir que ésta cubría una pila de huesos. A partir de ese momento, sólo la grasa y los huesos se entregaron a los dioses en sacrificio; la buena comida quedaba para los mortales. En castigo Zeus se negó a dejar a los humanos la recompensa del fuego, pero entonces Prometeo se dirigió a los cielos y encendió una antorcha con fuego del sol. El don del fuego que Prometeo concedió a la humanidad era más valioso que cualquiera de los dones que habían recibido los animales. Estas acciones de Prometeo provocaron la ira del dios Zeus. Por las transgresiones de Prometeo, Zeus lo hizo encadenar a una estaca en el monte Cáucaso, donde era atacado constantemente por un águila que le picoteaba el hígado. Por ser inmortal, Prometeo no podía perecer y su hígado se regeneraba todas las noches para que la tortura pudiese reiniciarse todas las mañanas. Finalmente lo liberó el héroe Hércules, que mató al ave rapaz.

Anuncios

Read Full Post »

castracion-de-urano-por-saturno2Urano, esposo de Gea, (la Tierra), procrearon generaciones monstruosas: los tres Cíclopes, Arges, Asteropes, y Brontes, criaturas con un solo ojo, los Hecatónquiros, Coto, Briareo y Gías (tres gigantes monstruos provistos de cien manos y cincuenta cabezas); no todos fueron monstruos, esta divina pareja además tuvieron a las seis Titánidas, Tea, Rea, Temis, Mnemosine, Febe y Tetis y, a los seis Titanes, gigantes con forma humana, Ceo, Crío, Hiperión, Jápeto, Cronos y Océano. Océano está representado por un río que abraza la Tierra y no desemboca en ninguna parte, sino que regresa a sus propias fuentes. Él es el padre de todos los ríos, de todos los mares y de los más remotos manantiales. Está representado también como un venerable anciano recostado en las aguas, coronado por algas marinas y con una lanza o una urna en la mano. Gea estaba enfadada por la continua fecundidad que le imponía su compañero y porque Urano, a medida que nacían sus horripilantes hijos, los iba sepultando en las entrañas de la tierra. Pero Gea, madre al fin, a pesar de la fealdad de sus hijos le disgustaba lo que su marido hacía, y así ella trató de convencer a sus hijos de que la vengaran. Forjó una enorme hoz y la ofreció a aquel de sus hijos que fuera capaz de matar a Urano; sólo Cronos, el más joven que odiaba a su padre, accedió a conspirar contra Urano y, así Cronos encadenó, y castró a su padre, lanzando sus genitales tras él. De la sangre de Urano que cayó sobre la tierra surgieron las tres diosas vengadoras, las Erinias o Furias, Tisífone, Megera, y Alecto. Saturno arrojó la hoz y los genitales al mar y produjeron una espuma de la que nació Afrodita. Tras el derrocamiento de Urano, Cronos (Saturno) fue el segundo soberano del cosmos. Para Hesíodo, Urano fue el primer rey de los Atlantes, a quienes civilizó, les dio el calendario y les inició en la Astronomía y la Astrología.

Read Full Post »