Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Amor’

AlianzaTodo en la vida es cíclico, el amor no es una excepción, los ciclos terminan y las relaciones también. ¿Las razones? Infinitas. La primera, el desamor. Pero el desamor no es un sentimiento que ocurra de la noche a la mañana, el desamor se gana a pulso, y así, un día se encuentran que han perdido aquello que creían tener seguro. Bien triste es tener que perder algo para poder apreciarlo ya que pocas veces en la vida se recupera lo perdido. El amor hay que cuidarlo, dijo Platón: el que aprende y aprende y no practica lo que aprende, es como el que ara y ara y nunca siembra, y el amor es lo más parecido a la siembra. En las relaciones, sobre todo las sentimentales, el esfuerzo para mantenerlas vivas es cosa de dos y, cuando sólo uno tira del carro puede llegar a cansarse. Hasta la mejor persona se cansa de mover montañas por quién no mueve por ella, ni una piedra. La segunda, se me ocurre que es que queremos conseguir a la persona amada por los medios que sean, aunque ello suponga presentarnos como personas que realmente no somos. Para ello les diremos las cosas que quieren oír y, nos presentamos como personas que no somos en realidad, es decir, seremos capaces de fingir para obtener lo que queremos. Decía Calderón de la Barca: fingimos lo que somos, seamos pues lo que fingimos. Pero el fingimiento no es para siempre y es entonces cuando nos relajamos y nos mostramos tal cual somos, es entonces cuando la relación se rompe. Existen cuatro pilares básicos para una relación honesta: sentimiento, sinceridad, respeto y un camino en común. Y la tercera es porque evolucionamos por direcciones diferentes y la evolución es un viaje sin retorno que como en una escalera, todos la subimos peldaño a peldaño, cada peldaño es un nivel y, así vamos cambiando de nivel… Aunque dolorosas, las relaciones terminan y, terminan cuando ninguno de los dos puede aportar o aprender nada del otro. Lo lamentable es la manera de separarse, pocos son los que están dispuestos a dar la mayor prueba de amor a quien un día quisiéron, que es dejarlo marchar. Después de una separación las personas deben estar con quien quieran estar, y dejar que el río de la vida les lleve hacia donde el Todopoderoso haya dispuesto.

Y quien tuviera hijos les digo: la responsabilidad y la educación de los hijos pertenecen al padre y a la madre por igual, y ambos deben satisfacer sus necesidades, sobre todo, las emocionales. Hacer daño a la pareja a través de los hijos es mezquino e injusto. Está en vuestra mano conseguir que se desarrollen como personas válidas, mentalmente sanas, sin traumas, sin manipulaciones pueriles que les lleve a acercarse a uno de los dos a cambio de algo material, sólo causaríais perjuicios que serán insalvables en el futuro. Dadles un buen ejemplo de amor, coherencia y sentido común.

Y como dice Paulo Coelho: No te preocupes por las personas de tu pasado, hay una razón por la que no llegaron a tu futuro.

Read Full Post »

Una mujer regaba el jardín de su casa cuando vio a tres viejos frente a su jardín. No les conocía, pero le pareció que debían tener hambre y les invitó a su casa para darles algo de comer.

Ellos preguntaron:

¿está el hombre de la casa?

No, respondió ella, no está.

Entonces no podemos entrar, dijeron ellos.

Al atardecer, cuando el marido llegó a casa ella le contó lo sucedido.

Diles que ya llegué e invítalos a pasar.

La mujer salió a invitar a los tres hombres a pasar a su casa.

No podemos entrar en una casa los tres juntos, explicó un viejito.

¿por qué?, dijo ella.

Uno de los hombres señaló a uno de ellos y explicó:

Su nombre es Riqueza.

Luego señalando al otro dijo:

Su nombre es Éxito y, yo me llamo Amor.

Ahora ve con tu marido y decide a quién de nosotros deseáis invitar a vuestra casa.

La mujer entró en su casa y le contó a su marido lo que ellos le dijeron.

El hombre se puso feliz y dijo:

Ya que sólo podemos invitar a uno que entre Riqueza y llene nuestra casa.

Su esposa no estuvo de acuerdo y le replicó:

¿Y por qué no invitamos a Éxito?

La hija del matrimonio que estaba escuchando, dijo:

¿No sería mejor invitar a Amor?

Nuestro hogar estaría lleno de amor.

Me parece bien, sigamos el consejo de nuestra hija, ve e invita a Amor para que sea nuestro huésped.

La esposa salió y les preguntó:

¿Cuál de ustedes es Amor?

Por favor venga y que sea nuestro invitado.

 Amor comenzó a avanzar hacia la casa y los otros dos compañeros le siguieron.

Sorprendida, la mujer les preguntó a Riqueza y a Éxito:

Yo invité sólo a Amor ¿por qué vienen ustedes dos?

 Al unísono los viejos respondieron:

Si hubieras invitado a Riqueza o a Éxito, los otros dos hubieran permanecido fuera, pero como invitaste a Amor, donde él vaya, nosotros le acompañaremos. Si hay amor, hay también riqueza y éxito.

Read Full Post »

LoboUn abuelo le decía a su nieto: me siento como si tuviera dos lobos peleando en mi corazón. Un lobo es violento y vengativo, el otro amable, bueno, lleno de amor y compasión. El nieto se queda pensativo y le pregunta: Abuelo ¿quién de los dos lobos ganará la pelea en tu corazón? El abuelo contestó: Aquel al que yo alimente…

Read Full Post »

amor1Hubo una vez en la historia del mundo un día terrible en el que el Odio, que es el rey de los malos sentimientos, convocó a una reunión urgente a todos ellos. Todos los más perversos deseos del ser humano acudieron a la reunión. Cuando estuvieron todos reunidos habló el Odio y dijo: les he reunido a todos porque deseo matar a alguien. Los demás no se extrañaron, ya que era el Odio el que estaba hablando y él siempre quería matar a alguien; sin embargo todos se preguntaban quién sería tan difícil de matar para que el Odio les necesitara a todos. Quiero matar al Amor dijo. Muchos sonrieron malévolamente, ya que más de uno querían lo mismo. El primer voluntario fue el Mal Carácter, quien dijo: Yo iré, y les aseguro que en un año el Amor habrá muerto, provocaré tal discordia que no lo soportará. Al cabo de un año se reunieron otra vez y al escuchar el relato del Mal carácter quedaron decepcionados. Lo siento, lo intenté todo, pero cada vez que sembraba una discordia, el Amor la superaba y salía adelante. Entonces, muy diligente se ofreció la Ambición que haciendo alarde de su poder dijo: en vista de que el mal carácter fracasó, iré yo. Desviaré la atención del Amor hacia el deseo por la riqueza y el poder; eso nunca lo ignorará. Y, la Ambición empezó el ataque hacia su víctima quien efectivamente cayó herida, pero después de luchar por salir adelante renunció a todo deseo de riqueza y poder y triunfó de nuevo. Furioso el Odio, por el fracaso de la Ambición, envió a los Celos, quienes burlones y perversos inventaron toda clase de artimañas, situaciones engañosas y sospechas infundadas para así derrotar el Amor. El Amor confundido lloró, pero pensó que no quería morir y con valentía y fortaleza se impuso sobre ellos y los venció. Año tras año, siguió el Odio enviando a sus compañeros, envió a la Frialdad, al Egoísmo, a la Indiferencia, a la Pobreza, a la Enfermedad y a muchos otros que siempre regresaban con la mala noticia de que el amor aunque en ocasiones debilitado, no llegaba a morir, siempre superaba las situaciones más difíciles. El Odio llegó a convencerse que el Amor era invencible y les dijo a los demás: el Amor ha soportado todo, está claro que no lograré matarlo. De pronto, de un rincón oscuro, se levantó un sentimiento vestido de negro, con un gran sombrero que le tapaba la cara, su aspecto era fúnebre como la muerte. Yo mataré al Amor, dijo con seguridad. Todos se preguntaron quién era ese sentimiento tan pretencioso que decía poder conseguir lo que otros muchos no habían logrado. El Odio que vio una oportunidad de lograr su tan ancestral deseo y dijo: Ve y hazlo. Tan sólo había pasado algún tiempo cuando el odio volvió a llamar a todos los antes reunidos para comunicarles la feliz noticia de que el Amor por fin, después de mucho esperar, había muerto. Todos estaban sorprendidos. Entonces el sentimiento del sombrero negro habló y les dijo: ¡Ahí les entrego el Amor totalmente muerto y destrozado! Y sin decir más, se marchó. ¡Espera! dijo el odio, ¿quién eres que en tan poco tiempo lo eliminaste por completo, lo desesperaste y no hizo el menor esfuerzo por vivir? El sentimiento levantó su horrible rostro y dijo: … soy la RUTINA.amor

Read Full Post »

El niño debe ser corregido amorosamente, no constantemente criticado, tenemos que conseguir motivarles no obligarles. Lo blando es más fuerte que lo duro, el agua es más poderosa que la roca y el amor puede más que la violencia. Y, como el amor de madre es incondicional, así debemos entenderlo. Jalil Gibrán en su libro El profeta nos recuerda:

Por medio de vosotros se conciben, más no de vosotros. Y aunque están a vuestro lado, no os pertenecen. Podéis darles vuestro amor, no vuestros pensamientos; porque ellos tienen sus propios pensamientos. Podéis albergar sus cuerpos, no sus almas. Podéis esforzaros en ser como ellos, más no tratéis de hacerlos como vosotros.
E igualmente estoy de acuerdo con Erich Fromm en que el amor de madre es incondicional, omniprotector y envolvente; como es incondicional, tampoco puede controlarse o adquirirse. Su presencia da a la persona amada una sensación de dicha; su ausencia produce un sentimiento de abandono y profunda desesperación. Puesto que la madre ama a sus hijos porque son sus hijos, y no porque sean buenos, obedientes o cumplan sus deseos y órdenes. Sin embargo el amor de la mayoría de los padres es condicional, la naturaleza del amor del padre le hace tener exigencias, establecer principios y leyes, y a que su amor al hijo dependa de la obediencia de éste a sus demandas. Pero es igualmente cierto que la responsabilidad de los hijos pertenecen al padre y a la madre por igual, y que los dos en la medida que puedan deben satisfacer sus necesidades, sobre todo, las emocionales. No intentes hacer daño a tu pareja a través de tus hijos, ¿no te parecería injusto que lo hicieran contigo? Ellos nunca serán los causantes si el amor entre vosotros se ha acabado. De cómo se viva la infancia, puede depender todo su futuro como adultos, existe una razón para que vosotros seáis sus padres y en vuestra mano está el que puedan desarrollarse como personas buenas, válidas, sin traumas sabiendo que pueden contar con vosotros aunque no convivan con los dos. Es vuestra obligación intentarlo, su futuro como personas de bien depende en gran medida de los dos. Y, que la mejor y única “herencia” que podemos y debemos dejar a nuestros hijos es un buen ejemplo, y si es posible, darles la oportunidad de una formación intelectual; será lo único que nunca podrán perder, el conocimiento siempre les acompañará, aún en los momentos más adversos. Pero no quiero dejar de decirte que si tienes hijos, debes tener tus asuntos legales en perfecto orden, me refiero a que debes protegerles dejando tu voluntad escrita, no creas ni por un momento que el hecho de hacer un testamento hará que mueras antes, eso sería una superstición, y, yo no creo en las supersticiones. Al hacer referencia a la conveniencia de hacer testamento, no me refiero a los bienes materiales, sino a la tutela, si tú no estás, debes decidir quién crees que educará a tus hijos con más cariño y protección, quien decidirá lo mejor para ellos. Es una muestra de amor facilitarles la vida si tú ya no estás para hacerlo.
bebes

Read Full Post »

El amor, el odio, la cólera, la avaricia, el temor, la envidia, los celos, son emociones de la mente. Todas las malas cualidades proceden de la cólera. Por este motivo se enseña a los estudiantes de Yoga a controlar la cólera. De este modo las restantes cualidades negativas desaparecen por sí mismas. Más aun, las emociones afectan las glándulas endocrinas, que están gobernadas por el sistema nervioso y producen desórdenes en el normal funcionamiento de los órganos internos. A medida que progresamos en la senda espiritual, la mente superior controla gradualmente a la mente inferior, aunque para esta tarea se necesitan paciencia, fe y perseverancia. Aunque el hombre tiene en común con los animales algunas características tales como el hambre, la sed, la fatiga y el temor, que pertenecen a la mente inferior, solamente él posee el intelecto para controlarla. En esto consiste su superioridad sobre los animales. El dolor no es la naturaleza del alma. La cuestión de que el agua esté caliente muestra que la naturaleza del agua no es caliente, y si está caliente es porque existe una causa para ello (la unión con el fuego). Así como cuando el fuego (causa del calor) desaparece, el calor se desvanece, y el agua retorna a su estado frío original, así también el dolor y la aflicción causados por él, “Yo” y lo “mío”, se desvanecen a medida que transcurre el tiempo. Igual que el calor no es una propiedad del agua, así tampoco la aflicción es una propiedad inherente al hombre. Por consiguiente, el hombre buscará siempre únicamente la felicidad del ser y no el dolor del mundo sensorial. No hay acción que sea buena o mala en sí; su cualidad depende del motivo que la impulsa. En definitiva, todas las acciones, buenas o malas, son como cadenas que sujetan el alma a la rueda de nacimientos y muertes. Las buenas acciones aprisionan el alma con cadenas de oro y las malas acciones con cadenas de hierro. Pero mientras el alma está aprisionada, sean con cadenas de oro o de hierro, o ambas, es todavía un prisionero. La única forma para el hombre de romper las cadenas es abandonar todo pensamiento de recompensa de los frutos de sus acciones. Por esta renunciación, el alma se libera del ciclo de nacimientos y muertes. Esto nos dice Swami Vishnudevananda. Y el planeta Saturno nos enseña que los seres humanos únicamente ganan el libre albedrío a través del descubrimiento propio y éste no se produce hasta que las cosas se ponen tan oscuras que no hay otra salida. swami-vishnudevananda

Read Full Post »

brujo-sioux1Existen miles de aforismos sobre el amor: el escritor francés, Antoine de Saint-Exupery (1900-1944), autor del famoso libro El Principito, decía: amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección. El escritor italiano Giovanni Papini, (1881-1956), decía: hay quien tiene el deseo de amar, pero no la capacidad de amar. Son sólo dos ejemplos, pero a mí el texto sobre el amor que más se acerca a un amor evolucionado es el escrito por Jalil Gibran (1883-1931) en su libro El Profeta en 1923.

“Dejad que en vuestra unión crezcan los espacios. Amaos el uno al otro, pero no hagáis del amor una prisión. Llenaos mutuamente las copas, pero no bebáis de la misma. Compartir vuestro pan, pero no comáis del mismo trozo. Cantad y bailad juntos, alegraos, pero que cada uno de vosotros conserve la soledad para retirarse a ella a veces. Hasta las cuerdas de un laúd están separadas, aunque vibren con la misma música. Ofreced vuestro corazón, pero no para que se adueñen de él. Porque sólo la mano de la Vida puede contener vuestros corazones. Y permaneced juntos, pero no demasiado juntos. Porque los pilares sostienen el templo, pero están separados. Y ni el Roble ni el Ciprés crecen uno a la sombra del otro.”   

Y lo mismo nos viene a decir esta leyenda de los indios Sioux.
Cuenta la leyenda, que tomados de la mano se acercaron dos jóvenes enamorados a la tienda del viejo brujo de la tribu para pedirle sus sabios consejos. Él dijo: nos queremos. Ella dijo: nos queremos casar. ¿y cuál es el problema, dijo el viejo? Nos queremos tanto que tenemos miedo, queremos que nos hagas un conjuro para que nuestro amor dure eternamente, que estemos juntos hasta la muerte. ¿nos puedes ayudar?
Emocionado al verles tan jóvenes y tan enamorados, les dijo: puedo ayudaros, pero será una tarea difícil. No nos importa, haremos cualquier cosa dijeron a la vez los dos enamorados. De acuerdo. Jovencita, ¿ves aquel monte al norte de nuestra aldea? Debes escalarlo y sin más armas que tus manos y una red, deberás cazar un halcón fuerte y vigoroso y traérmelo con vida el tercer día después de la luna llena. Y, tu joven, deberás escalar la montaña del trueno. Cuando llegues a la cima encontrarás a la más brava de todas las águilas, deberás cazarla sólo con tus manos y como única ayuda una red. Tráemela con vida el tercer día después de la luna llena.
Los jóvenes marcharon ilusionados al pensar que el conjuro que haría el brujo les mantendrían unidos para siempre. Ella con dirección norte y él con dirección sur. El tercer día después de la luna llena, los jóvenes esperaban ante la tienda del viejo brujo con sendas bolsas con las aves. El brujo salió y les pidió que sacaran con sumo cuidado las aves. El joven preguntó: ¿y, ahora? ¿los matamos y bebemos su sangre? ¿los cocinamos y nos comemos su carne? ¡No! Dijo el brujo.
Cojan las aves y atenlas entre sí por las patas con esta tira de cuero, cuando estén anudadas, suéltenlas y que vuelen libres. Los jóvenes así lo hicieron y soltaron las aves. Tanto el águila como el halcón intentaron volar, pero no consiguieron sino que revolcarse por el suelo; al poco, irritados por no poder desasirse y volar, empezaron a atacarse mutuamente hasta lastimarse.
Este es el conjuro. Perplejos los jóvenes se miraban y, el viejo brujo dijo: jamás olviden lo que han visto, vosotros sois el águila y el halcón, si os atáis el uno al otro, aunque sea por amor, no sólo viviréis arrastrándoos, sino que tarde o temprano os lastimaréis el uno al otro. Si queréis que vuestro amor perdure.. volad juntos, pero jamás atados.

Dios Vuelve en una Harley, de Joan Brady, es uno de los libros que más he obsequiado a mis amigos jóvenes y no tan jóvenes. Y como hago siempre que tengo oportunidad te digo: aficiónate a la lectura si aún no lo has hecho, ya que como dice un proverbio árabe, libros, caminos y días dan al hombre sabiduría. Este libro es ameno, de fácil lectura, te aportará “algo” que necesites saber, como en cualquier libro que leas. Éste en particular nos habla de que el camino hacia la felicidad empieza y acaba en nosotros mismos y que sólo cuando nos aceptemos cómo de verdad somos, seremos capaces de amar.

Read Full Post »

Older Posts »