Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Alma’

Había una vez un rey que tenía cuatro esposas. Él amaba a su cuarta esposa más que a las demás, la obsequiaba con ricas vestiduras y la complacía en todo lo que deseara. También amaba mucho a su tercera esposa, presumía de su belleza y la mostraba en los reinos vecinos. También amaba a su segunda esposa, era paciente, y bondadosa con él. Era su confidente y cada vez que tenía un problema ella le ayudaba a superar los tiempos difíciles. La primera esposa del rey era una compañera leal y abnegada que le había ayudado a mantener la riqueza y el reino del monarca. Sin embargo él no la amaba y aunque ella le amaba profundamente él apenas le prestaba atención.

Un día, el rey enfermó y los médicos le dijeron que le quedaba poco tiempo de vida. Meditó acerca de su vida repleta de lujos y caviló: Ahora tengo cuatro esposas conmigo pero, cuando muera estaré solo. Así que le preguntó a su cuarta esposa:

Te he amado más que a las demás, te he regalado las mejores vestimentas y te he cuidado con sumo esmero; ahora que me muero, ¿estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?

¡ni pensarlo! Contestó su cuarta esposa, y se alejó sin decir más. Su respuesta penetró en su corazón como un cuchillo afilado.

El entristecido monarca le preguntó a su tercera esposa:

Te he amado toda mi vida, ahora me estoy muriendo, ¿estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?

¡no! Contestó su tercera esposa, la vida es demasiado buena, cuando mueras pienso volver a casarme. Su corazón experimentó una fuerte sacudida y se quedó frío.

Entonces le preguntó a su segunda esposa: siempre te he buscado cuando tenía problemas y siempre has estado a mi lado en los malos momentos; cuando muera, ¿estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?

Lo siento, contestó su segunda esposa, en esta ocasión no puedo ayudarte, lo más que puedo hacer por ti es enterrarte. Su respuesta fue como un relámpago; entonces escuchó una voz que le decía:

Me iré contigo y te seguiré donde quieras que vayas. El rey dirigió su mirada en dirección de la voz y allí estaba su primera esposa. Le prestó atención y vio que estaba delgada y desnutrida; profundamente afectado el monarca pensó:

Debí atenderla mejor cuando tuve la oportunidad de hacerlo.

En la realidad de nuestras vidas, tenemos cuatro esposas. Nuestra cuarta esposa es nuestro cuerpo; no importa cuánto tiempo y esfuerzo invirtamos en él, nos dejará cuando muramos.

Nuestra tercera esposa son nuestras posesiones, condición social y riquezas; cuando muramos irán a parar a otras manos.

Nuestra segunda esposa es nuestra familia y amigos; no importa cuánto apoyo nos hayan dado, lo más que podrán hacer es acompañarnos hasta el sepulcro.

Y, nuestra primera esposa es nuestra alma; frecuentemente ignorada en la búsqueda de la fortuna, el poder y los placeres del ego. Sin embargo, nuestra alma es la única que nos acompañará donde quiera que vayamos.¡cuídala! es tu bien más preciado.

El filósofo griego, Sócrates (470-399 a.C.) dijo: ¿no te parece vergonzoso cómo te preocupas por las riquezas, los honores y, en cambio no te preocupas ni te interesas por la inteligencia, por la verdad y por mejorar tu alma?

Read Full Post »

bebeCuando nace un nuevo ser, nos solemos preguntar cuál es el factor determinante para que nazca en un lugar del planeta, o en un hogar determinado, o con unos determinados padres; ya que en principio nos parece injusto el hecho de la aparente desigualdad existente entre los seres humanos. Para la naturaleza del nuevo ser que va ha nacer ser, el factor determinante es el karma. El alma será dirigida hacia un entorno propicio para que ese ser salde sus deudas kármicas. No es por casualidad que se nace en un determinado ambiente, familia, nacionalidad, etcétera. Nacemos para cumplir nuestra “misión”, para aprender ciertas lecciones, y para ello necesitamos nacer en el lugar adecuado, ya sea en una familia pobre, o rica, ignorante o culta, en un país o en otro, en resumen, todo lo que nos facilite el cumplimiento de esa misión o misiones en el transcurso de nuestra vida terrenal y, así proseguir nuestra evolución. Asimismo se nace en el entorno propicio para desarrollar los talentos que hemos adquirido en otras vidas y ahora poder perfeccionarlos. Si el alma tiene talento para la música, como consecuencia del trabajo realizado de antemano, nacerá en el ámbito familiar idóneo que por gusto o inclinación darán al ser una educación musical que le facilite desarrollarse en esa dirección. E igual sucedería con otros dones, ya que nuestros talentos, nuestras habilidades que aparentemente hacemos de modo natural, son consecuencias de esfuerzos realizados en vidas anteriores. Hemos tenido nuestras propias experiencias, estas experiencias han ido dejando su huella en nosotros, todo lo que hacemos y todo lo que nos hacen se acumula en el almacén de información llamado Archivo Akhásico. No hay un encuentro casual, ni una asociación que no sea importante para nuestro desarrollo. La reencarnación es la creencia de que cada uno de nosotros pasa por vidas sucesivas, con el propósito de crecer en espíritu y de recobrar la plena conciencia de su naturaleza divina. Según la necesidad de experiencias requeridas para el progreso y la evolución de cada uno, varían de vida en vida la situación social, capacidades físicas, mentales, sexo…

Es importante saber que NO todas las pruebas que encontramos en nuestra vida son de origen kármico. La influencia prenatal de los padres y, sobre todo la de la madre, tiene un marcado efecto en la determinación de la personalidad o esencia del alma que haya de encarnarse en el cuerpo que va a nacer.

Read Full Post »

elixirEl Elixir de la Vida, es la bebida mágica que los alquimistas consideraban constituida por la piedra filosofal disuelta en agua mercurial. Le atribuían la propiedad de curar todas las enfermedades y alargar la vida. Fue uno de los sueños de los alquimistas en estrecha relación con la piedra filosofal y la transmutación de bajos metales en oro. En la literatura esotérica se menciona que el secreto de la longevidad, por lo menos hasta los doscientos años, se hallaría en la correcta asimilación de la energía solar por el cuerpo vital, siendo otros factores de suma importancia la alimentación natural, la pureza de vida y la fuerza de voluntad del individuo, ya que se ha comprobado que generalmente nos morimos, salvo accidente o enfermedad crónica, cuando nuestra voluntad deja de ser bastante fuerte para hacernos vivir. Los alquimistas eran profundos estudiantes de la ciencia oculta superior. La creencia popular de que el objeto de sus estudios y experiencias era el transmutar los metales inferiores en oro, fue debida a que aquellos eligieron esa manera simbólica de descubrir su verdadero trabajo, que era la transmutación de la naturaleza inferior en espíritu. Fue descrita así para evitar las sospechas de los celosos sacerdotes, evitando decir una falsedad. En síntesis, la Piedra Filosofal es el símbolo del alma purificada. Se pensaba que esta mística piedra al transformar los metales en oro, crearía el elixir de la vida. Desde el principio de los tiempos el ser humano busca la inmortalidad, y la curación de las enfermedades, y así, siguen en la búsqueda de la panacea universal nombre dado por los alquimistas a ciertos medicamentos a los que atribuían la virtud de curar todas las enfermedades. En la mitología griega Panacea era el nombre de una de las hijas de Esculapio, dios de la medicina.

Read Full Post »