Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 10 noviembre 2012

La alimentación es muy importante en nuestra vida ya que nuestra buena salud depende muchas veces de lo que ingerimos. Hay muchas personas que sin ser auténticos vegetarianos, prefieren alimentarse mayoritariamente con los frutos de la tierra, no sólo por creencia, sino también por amor a los animales, evitando en muchos casos su sufrimiento. Las ventajas de añadir proteínas de las frutas, verduras y frutos secos, en nuestra dieta en lugar de proteínas animales es que están libres de las bacterias y parásitos perjudiciales. (os puede interesar leer el artículo “Dieta natural del hombre”)

La frutoterapia es una forma de medicina alternativa, es una técnica que está basada en las proteínas, sales, vitaminas, minerales, etc. de las frutas, que actúan de forma beneficiosa en nuestro organismo. La palabra fruta (latín fructus) significa fruto, disfrutar, provecho. Albert Ronald Morales, está considerado el padre de la frutoterapia, después de muchos años de investigación pregona las bondades de las frutas y asevera que la fruto terapia es una ciencia donde poder encontrar soluciones naturales para algunas enfermedades. Según sus investigaciones, los higos serían la fruta adecuada para la mujer, porque es un estimulante de los ovarios y mejora  problemas poliquísticos, miomas, fibromas y, para la pérdida de estrógenos que sufren durante la menopausia y, la pera sería la fruta del hombre, porque sus propiedades ayudan a contrarrestar  las enfermedades de la próstata, problemas en el aparato reproductor y sexual masculino. A pesar de quedar ciego a causa de un accidente de trabajo, ha continuado con sus investigaciones trabajando en esta ciencia a través del tacto y del olfato.

Las frutas se clasifican por dulces, ácidas, semiácidas y neutras. Las frutas ácidas son excelentes para bajar el colesterol y el ácido úrico, las semi-ácidas son ricas en proteínas de alto valor biológico, las dulces son el grupo más amplio, son compatibles entre sí, ricas en vitaminas A, C, E, Complejo B12 y B 15 y las neutras son las más ricas en proteínas, vitaminas, sales minerales y oligoelementos.

Dulces: Albaricoque, Anón, Cereza, Ciruela, Papaya, Guanábana, Guayaba, Higo, Manzana, Melón, Níspero, Pera, Plátano

Ácidas: Berenjena, Chayote, Chirimoya, Guayaba, Limón, Manzana, Naranja, Pepino, Piña, Remolacha, Tamarindo, Toronja, Uva

Semiácidas: Caimito, Fresa, Guayaba, Lima, Malanga, Mamoncillo, Mandarina, Mango, Maní, Marañón, Melocotón, Rábanos, Sagú, Tomate

Neutras: Aceituna, Aguacate, Almendra, Avellana, Cacao, Cereza, Coco, Durazno, Maní, Nuez, Nuez moscada

Algunas observaciones:

Las frutas deben consumirse frescas y solas, sin mezclarlas con otro alimento.

Todas las frutas deben masticarse bien.

No se debe abusar de los zumos de frutas ácidas.

No es conveniente tomar fruta como postre o después de las comidas, dificulta la digestión. Puede tomarse una hora antes o una hora después.

Las verduras y las frutas no deben consumirse en la misma comida.

Las frutas dulces pueden consumirse a cualquier hora del día.

Las frutas cítricas deben consumirse antes de las dos de la tarde.

La naranja debe consumirse sola.

Recordad este viejo refrán:

La naranja por la mañana, oro, por la tarde, plata y por la noche, mata.

Los zumos deben consumirse frescos y lo antes posible, ya que fermentan y se transforman en fuente de dolores y enfermedades, pudiendo afectar al hígado y al cerebro.

Hay mezclas de frutos que son perjudiciales, tales como:

Las ensaladas de frutas sólo se deben hacer de frutas dulces. Hay frutas  que no se pueden mezclar, ya que producen reacciones químicas perjudiciales para el organismo, puesto que los aceites de las frutas neutras y los azúcares de las dulces, producen fermentos tóxicos para la vida celular. Tampoco son compatibles con las ácidas, pues al mezclarse los ácidos con los azúcares, retardan la formación de glucosa, permaneciendo más tiempo de lo normal en los intestinos, lo cual produce fermentaciones tóxicas.

No se deben mezclar:

Naranja con zanahoria: eleva la acidez, causa disfunciones en el hígado, estimula el exceso de bilis, potencia sustancias que agreden el sistema renal, produce agrieras, reflujo y deterioro de los uréteres.

Piña con Lácteos: es un tóxico tan poderoso, que revienta cucarachas, la bromelina que contiene la piña potencializa  los principios activos que disparan la intoxicación.

Papaya con limón: ocasiona problemas con la hemoglobina y produce anemia.

Guayaba con plátano: causa problemas de hiperacidez o acidosis.

Podéis obtener una información más amplia en: http://www.alimentacion-sana.org/

Read Full Post »