Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 agosto 2011

El 14 de Octubre de 1998, en un vuelo trasatlántico de una línea aérea tuvo lugar el siguiente suceso:

A una dama la sentaron en el avión al lado de un hombre de raza negra.

La mujer pidió a la azafata que la cambiara de sitio, porque no podía sentarse al lado de una persona tan desagradable. La azafata argumentó que el vuelo estaba muy lleno, pero que iría a revisar a primera clase para ver si podría encontrar algún lugar libre. Todos los demás pasajeros observaron la escena con disgusto. No sólo por el hecho en sí, sino por la posibilidad de que hubiera un sitio para la mujer en primera clase. El pobre hombre se sintió incómodo y cohibido por la reacción de su vecina de asiento, pero tuvo la educación de no hacer un escándalo. El clima en la cabina era de total tensión, pero la señora se mostraba feliz y hasta triunfadora porque la iban a quitar de ese sitio y ya no estaría cerca de aquella persona.

Minutos más tarde regresó la azafata y le informó a la señora:

Discúlpeme señora, pero todo el vuelo está lleno, afortunadamente, encontré un lugar vacío en primera clase…

… Me demoré unos instantes porque, para poder hacer este tipo de cambios tuve que pedir autorización al capitán. Él me indicó que no se podía obligar a nadie a viajar al lado de una persona tan desagradable y que me autorizaba el cambio.”

Los pasajeros no podían creer lo que escuchaban, pero ya la señora, con cara de triunfo, empezó a levantarse de su asiento. En ese momento, la azafata se volteó y le dijo al hombre de raza negra:

“Señor, ¿sería usted tan amable de acompañarme a su nuevo asiento en primera clase? El capitán, en nombre de la Compañía, le ofrece sus disculpas personales por el hecho de haber tenido que soportar a una persona tan desagradable a su lado.”

Todos los pasajeros del avión se pararon y ovacionaron la acción de la tripulación. Ese año, la azafata y el capitán fueron premiados y, gracias a esa actitud, la empresa se dio cuenta de que no le había dado demasiada importancia a la capacitación de su personal en el área de atención al cliente. La empresa hizo cambios de inmediato. Desde ese momento, en todas las oficinas de esa línea aérea y a la vista del personal, se lee el siguiente mensaje:

“Las personas pueden olvidar lo que les dijiste, las personas pueden olvidar lo que les hiciste, pero las personas nunca olvidarán cómo las hiciste sentir”.

Al hombre perverso se le conoce en un solo día; para conocer al hombre justo hace falta más tiempo. Soflocles (495 a dC. – 406 a dC.)

«Hay dos cosas que son infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy tan seguro.» Einsten (1879 – 1955 )

Y, obviamente esta “dama” no conocía este proverbio italiano: “Una vez terminado el juego el rey y el peón vuelven a la misma caja”

El final de la vida, como el final de una partida de ajedrez es el mismo.

Read Full Post »

Cierto día un hombre se encontró un gurú en medio de la carretera. El hombre le preguntó al sabio.

¿Cuál es el camino que debo tomar para alcanzar el éxito?

El sabio, sin decir ni una sola palabra apuntó hacia un lugar en la distancia. El hombre entusiasmado con la perspectiva de obtener éxito de una manera rápida y fácil, salió corriendo en la dirección indicada.

De pronto, se oye un fuerte estruendo. Poco después, aparece el hombre mareado, cojeando y con la ropa hecha harapos.

Supuso que había tomado el camino equivocado, así que volvió a dirigirse de nuevo al gurú y le repitió la pregunta.

¿Cuál es el camino que debo tomar para alcanzar el éxito?

El sabio en silencio, una vez más le indicó el mismo camino que había señalado antes. El hombre obediente, de nuevo siguió el camino indicado, pero en esta ocasión el estruendo fue ensordecedor. Cuando el hombre volvió arrastrándose, ensangrentado, abatido y muy irritado le gritó al gurú:

Yo le pregunté cuál era el camino para el éxito, seguí la dirección que me indicó y sólo escuché explosiones. ¡Ya basta de apuntar el camino! ¡Hable!

Sólo entonces el gurú le dijo:

El éxito está justo allí, justo después de la explosión.

En cualquier parcela de la vida, tanto personal como profesionalmente, para obtener el ansiado “éxito”, es decir la PAZ con uno mismo, es necesario llegar al llamado “momento de explosión”. Y, en la mayoría de las veces esto significa perder todo para volver a empezar desde otra perspectiva. Necesitamos innovar para conseguir metas y objetivos más deseables, pero para conseguirlo debemos efectuar algún cambio en nuestras vidas. Es cierto que es difícil cambiar, pero debemos darnos la oportunidad y plantearnos que un cambio de actitud puede ayudarnos a conseguir el tan anhelado éxito. Pensar que haciendo lo mismo, obtendremos resultados diferentes, sería una actitud pueril. Carl Jung dijo: a lo que te resistes, persiste. Y, recuerda: Para obtener algo que nunca hemos tenido, tenemos que hacer algo que nunca hemos hecho.

Read Full Post »

El aroma de las velas pueden ayudar a combatir o aliviar los síntomas de algún malestar que podamos padecer, cada aroma posee una propiedad, pero no son de una sola aplicación, sino que en algunos casos son válidos para varios malestares.

El aroma de canela ayuda a combatir: la anorexia, la debilidad, la fatiga nerviosa, la gripe, la impotencia y la presión baja.

El aroma del cedro ayuda a combatir: la ansiedad, el stress y la tensión nerviosa.

El aroma de los cítricos ayuda a combatir: nervios, presión sanguínea, refresca, reanima y los problemas de estómago.

El aroma de las especias ayuda a combatir: ansiedad, confusión, debilidad, depresión, fatiga, gripe, impotencia, insomnio, ira, nervios, presión baja.

El aroma del eucalipto ayuda a combatir: asma, bronquitis, dolor de cabeza, estrés, fatiga mental, gripe, resfriados.

El aroma de la lavanda ayuda a combatir: ansiedad, depresión, dolor de cabeza, epilepsia, estrés, histeria, insomnio, neurosis, tensión nerviosa.

El aroma del limón ayuda a combatir: ansiedad, depresión, dolor de cabeza, mareos, nervios y es repelente de insectos.

El aroma de la mandarina ayuda a combatir: ansiedad, depresión, estrés, histeria, insomnio, náuseas, tensión nerviosa.

El aroma de la menta ayuda a combatir: el calor, estimula, refresca.

El aroma de la naranja ayuda a combatir: cansancio, depresión, estrés, insomnio, tensión nerviosa.

El aroma del palo de rosa ayuda a combatir: náuseas, ansiedad, dolor de cabeza, estrés, tensión nerviosa, vómitos.

El aroma del palo santo ayuda a: la meditación, claridad mental, levanta el ánimo, destensa los músculos, reduce el estrés, produce sueño, reduce la tensión.

El aroma del pomelo ayuda a combatir: cansancio nervioso, depresión.

El aroma de la rosa ayuda a combatir: depresión, estrés, insomnio, tristeza, tensión nerviosa.

El aroma del sándalo ayuda a combatir: asma, bronquitis, resfriados.

El aroma de la vainilla ayuda a combatir: ansiedad, cansancio, depresión, ira, estrés.

Resumiendo, podemos utilizar el aroma de las velas para:

Ánimo: palo santo

Ansiedad: cedro,  especias, lavanda, limón, mandarina, palo rosa, vainilla.

Artritis:  sándalo

Asma:  eucalipto,  sándalo

Bronquitis: eucalipto, sándalo

Cansancio: naranja,  vainilla

Cansancio nervioso:  pomelo, vainilla

Claridad mental:  rosa, palo santo.

Confusión:  especias

Debilidad: especias, canela.

Depresión: especias, lavanda, limón, mandarina, naranja, pomelo, rosa, vainilla, palo santo

Dolor de cabeza: eucalipto, lavanda, limón, palo santo.

Epilepsia: lavanda

Estimular: menta

Estómago: cítricos

Estrés: eucalipto, lavanda, mandarina, naranja, palo de rosa, vainilla, rosa, cedro.

Fatiga mental o nerviosa: especias, eucalipto y canela.

Gripe: canela, especias, eucalipto.

Histeria: lavanda, mandarina.

Impotencia: canela y especias.

Insomnio: especias, lavanda, mandarina, rosa, palo santo, naranja.

Ira: especias, vainilla

Mareos: limón

Meditación: palo santo

Músculos tensos: palo santo

Náuseas: mandarina, palo de rosa

Nervios: cítricos, especias, limón.

Neurosis: lavanda

Pesar: rosa, palo santo

Presión baja: canela, especias

Presión sanguínea: cítricos.

Reanimar: cítricos

Tensión: palo santo

Repelente insectos. Limón

Resfriados. Sándalo, eucalipto, palo santo, rosa

Tensión nerviosa: rosa, palo santo, cedro, lavanda, mandarina, naranja, palo rosa, rosa, palo santo

Tristeza: rosa, palo santo

Vómitos. Palo rosa.

Read Full Post »