Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 16 noviembre 2009

EL EMBARGO

Señor juez, pase usted más alante

y que entren todos esos.

No le dé a usted ansia,

no le dé a usted miedo…

Si venís anteayer a apenarla,

os tumbo a la puerta. ¡Pero ya se ha muerto!

Embargar, embargar los avíos,

que aquí no hay dinero;

Lo he gastao en comida pa ella

y en boticas que no le sirvieron;

y eso que me quea,

porque no me dio tiempo a venderlo,

ya me está sobrando,

ya me está jediendo.

Embargar ese sacho de pico,

y esas hoces clavás en el suelo,

y esa segureja

y ese cacho de liendro…

¡Herramientas que no quede ni una!

¿ya pa qué las quiero?

Si tuvia que ganarlo pa ella,

¡cualquiera me quitaba a mí eso!

Pero ya no quiero ver ese saco,

ni esas hoces clavás en el suelo,

ni esa segureja,

ni ese cacho de liendro…

¡Pero a ver, señor juez: cuidaíto,

si alguno de esos osa tocarle a esa cama

ondi ella se ha muerto;

la camita donde yo la he querío

cuando ambos estábamos güenos,

la camita donde yo la he cuidao,

la camita donde estuvo su cuerpo

cuatro meses vivo

y una noche muerto!…

señor juez: que ninguno sea osao

de tocarle a esa cama ni un pelo,

porque aquí lo jinco

delante de usted mesmo.

Lleváoslo todo,

todo, menos eso,

que esas mantas tienen sudor de su cuerpo…

¡y me güelen, me güelen  a ella

cada vez que las güelo!

José María Gabriel y Galán (1870-1905)

Read Full Post »

CisnesAl escuchar la admirable obra del compositor ruso Tchaikovsky (1840-1893) “El Lago de los Cisnes”, me viene a la mente la historia de amor de Sigfrido y Odette y el  famoso ballet de cuatro actos compuesto por Richard Wagner que nos cuenta su historia.

Rodeado de amigos, el príncipe Sigfrido celebra su veintiún cumpleaños en los jardines de su castillo, cuando llega la reina, madre de Sigfrido para recordarle que ha preparado una fiesta al día siguiente con el propósito de escoger esposa. Las más bellas muchachas estarán invitadas a la fiesta para que el joven elija una de ellas. Pero esto le causa gran melancolía a Sigfrido y, sus amigos deciden distraerle invitándole a ir de caza. Llegan a un hermoso bosque y cuando se acercan al lago comienzan a salir de las aguas unos cisnes que se van convirtiendo en hermosas jóvenes. Sigfrido apunta con su ballesta hacia las jóvenes cisnes, cuando aparece su reina, Odette y le cuenta que fue transformada en cisne junto con sus compañeras por el malvado mago Rothbart, que sólo por la noche vuelven a su forma humana y que el hechizo solo puede romperse cuando le juren amor eterno. Los jóvenes se enamoran rápidamente, pero cuando Sigfrido va a jurarle amor eterno a Odette, aparece Rothbart, quien hace que las jóvenes vuelvan a convertirse en cisnes para evitar que el príncipe rompa el hechizo. Antes de que se marche Odette, Sigfrido le pide que asista al baile que se realizará en castillo la noche siguiente y Odette se aleja convertida en cisne.

Comienza la fiesta en el castillo donde Sigfrido deberá elegir esposa; entra la reina madre junto a Sigfrido y comienza el festejo. Se presentan una a una las jóvenes candidatas y la reina madre le pide a su hijo que elija esposa. Él piensa en Odette y se niega a escoger, por lo cual su madre se enfada con él. En ese momento el maestro de ceremonias anuncia la llegada de un noble desconocido y su hija; es el barón Rothbart y su hija Odile. El príncipe hechizado por el mago, cree ver a Odette en Odile y la escoge como esposa. La reina madre acepta y Sigfrido le jura a Odile amor eterno; Rothbart se descubre y muestra a Odette a lo lejos, Sigfrido se da cuenta de su terrible error y corre desesperado hacia el lago. A las orillas del lago las jóvenes cisnes esperan tristes la llegada de Odette. Ella llega llorando y les está contando a sus amigas los acontecimientos de la fiesta en el castillo cuando aparece Sigfrido y le implora su perdón. Reaparece Rothbart reclamando el regreso de los cisnes. Sigfrido y Odette luchan contra él, pero todo es en vano pues el hechizo no puede ser deshecho. Los dos enamorados se lanzan al lago y Rothbart muere a consecuencia de ese sacrificio de amor siendo los otros cisnes liberados del maleficio. Segundos después, se ve aparecer sobre el lago los espíritus de Odette y Sigfrido ya juntos para siempre.

En otra versión de igual manera la reina madre prepara una fiesta para celebrar el veintiún cumpleaños de su hijo, el príncipe Sigfrido. Mientras su madre le está comunicando su decisión que debe escoger esposa en la fiesta, Sigfrido divisa unos blancos cisnes en el lago, toma su ballesta y les persigue en la noche, les observa con admiración, cuando un bello cisne se acerca y se transforma en una bella joven. La joven le cuenta que es la Princesa Odette, que ha sido hechizada junto con sus compañeras a permanecer de día en forma de cisne y que al llegar la noche regresan a ser su ser. Siendo el causante del encantamiento el brujo Rothbart, encantamiento que sólo podrá ser roto si alguien le jura amor. De pronto, el brujo aparece, Sigfrido se dispone a disparar al brujo, cuando Odette le dice que si le mata nunca podrá romperse el embrujo. Sigfrido le jura amor eterno a Odette, advirtiéndole ella que si rompe su promesa permanecerá siempre siendo un cisne. Pasan el resto de la noche juntos, al amanecer, Odette regresa al lago y nuevamente se convierte en cisne. El príncipe baila con las candidatas que su madre ha invitado a la fiesta sin poder dejar de pensar en Odette, cuando, de pronto, llegan dos personas que no habían sido invitadas, Rothbart y su hija Odile disfrazados. Sigfrido se asombra por el parecido de Odile con Odette. Rothbart le convence  que Odile es la amada que ha escogido y le obliga a jurarle amor eterno. Rothbart y Odile se marchan. Al aparecer Odette junto a sus damas, Sigfrido se da cuenta que ha sido engañado, Odette perdona a Sigfrido por su inconsciente traición y los amantes deciden permanecer unidos hasta la muerte;  Rothbart destruye el castillo y tras la pareja levantando una tormenta para impedir que se marchen, pero el amor de Odette y Sigfrido es más poderoso que su magia y al tiempo que se lanzan al lago, Rothbart es destruido.

Read Full Post »

SHAMBALA¿Existen los reinos subterráneos?, es decir, intraterrestres. Según la tradición budista, Agartha es uno de ellos, cuya capital principal sería Shambala, ubicada en el Desierto de Gobi. Para Helena Blavastky, estaría situada sobre el Mar de Gobi, donde tiempo atrás llegaron los Señores de la Llama (semi-dioses). Según la teoría de Chaney hace muchas Eras, almas avanzadas llegaron a la Tierra desde otros planetas, fueron los Anunaki, cuyos descendientes, los Annus, serían los que “ayudaron” a construir las grandes civilizaciones. Ayudaron a construir las Pirámides de Egipto y construyeron además ciudades subterráneas a las que se accedía a través de la Gran Pirámide donde se refugiaron del Diluvio. Los Annus sellaron la entrada para evitar que se les descubriera. Las ciudades y galerías subterráneas estarían por todo el mundo. Sus habitantes serían muy longevos, científicamente muy avanzados y de gran estatura. En ocasiones saldrían a la superficie para ayudar a los humanos. Habría una colonia en la selva del río Amazonas en Brasil y, de hecho, allá por los años sesenta y tantos, cuando yo aún vivía en Brasil fue avistada en el Amazonas una niña de unos doce años de aproximadamente unos tres metros de altura. Cuando leí la noticia en el periódico, en aquella época yo era pequeña y nada sabía de todo esto,  no sabía nada de la posibilidad de que existieran civilizaciones bajo tierra, así que vuelvo a repetir la frase de Sócrates: Sólo sé que no sé nada. Adolf Hitler estaba más enterado que yo, ya que él si creía en los mundos intraterrestres y los buscaba afanosamente. A propósito de Adolf Hitler, de todos es sabido su afán por demostrar que la raza aria procedía de un continente perdido, y así pasó a formar parte de la Sociedad Thule, un grupo de estudio ocultista creado en 1918 por Rupdolf von Seborttendorff que creían en la teoría intraterrestre; siendo uno de sus deseos demostrar que la raza aria procedía de un continente perdido, a lo que contribuyó María Orsic, psíquica que consiguió convencer al grupo que el origen de la raza aria provenía de la estrella Aldebarán y no de la Tierra. Adoptaron el nombre de Thule en honor a la Ultima Thule, Tulé  o Tile, nombre utilizado para designar un lugar lejano en el norte o cualquier lugar situado más allá del mundo conocido, considerando a Thule la capital de la Hiperbórea. En la mitología griega, Hiperbórea era una región ubicada en las tierras septentrionales aún desconocidas, al norte de Tracia, siendo sus habitantes gigantes inmortales. Su nombre en latín, Hyper Bóreas, (más allá de Bóreas) viene de la creencia que el dios del viento del norte, Bóreas vivía en Tracia, siendo también la residencia invernal del dios Apolo. En la antigüedad era el nombre dado a la parte más al norte de Europa, donde supuestamente el navegante griego Piteas de Massalia la descubrió en el siglo IV a. C., cuenta este navegante que llegó a Thule tras seis días de navegación desde Britania y que el sol de verano nunca se ponía. Los antiguos la situaron en el extremo norte cerca de Groenlandia o Islandia. Los romanos utilizaron la expresión Ultima Thule al referirse a la tierra desconocida más lejana y que se ha convertido en mito relacionándola con la Atlántida.

Richard E. Byrd, contralmirante de la marina de los Estados Unidos, relata que en 1947, voló al Polo Norte, pero al parecer, realmente entró en el interior hueco de la Tierra donde fue saludado por objetos voladores nunca antes vistos por él. Recibieron indicaciones de cómo aterrizar  y fueron entonces amistosamente saludados por emisarios de Agharta. Nos cuenta que encontró una próspera civilización y que vio animales parecidos a los mamuts de un inmenso tamaño. En su libro La Tierra Hueca, el Doctor Raymund Bernard, nos confirma la historia de Byrd a través del Dr. Cotton, el cual le relata como uno de sus pacientes que vivía en Noruega, le había contado que hizo una excursión junto a un amigo de aproximadamente un mes de duración y que al finalizar el mes habían viajado hacia el norte donde se encontraron navegando hacia un cañón que les llevaba al interior de la Tierra. Allí vieron un sol dentro de la Tierra, abundante vida animal y vegetal de enorme tamaño y que navegando más hacia dentro encontraron personas de tamaño gigante muy amistosas con las que convivieron durante un año.

Read Full Post »

DÁTILES

DátilesEn un oasis escondido en medio del desierto, se encontraba de rodillas bajo una palmera datilera, un viejo llamado Eliahu. Su vecino Hakim se detuvo a abrevar a sus camellos, cuando vio a Eliahu cavando en la arena.

¿qué tal anciano? Le dijo:

Muy bien contestó Eliahu sin dejar de hacer su tarea.

¿Qué hace aquí con este calor y esa pala en las manos?

Siembro dátiles, contestó el viejo.

¡Dátiles! Repitió el recién llegado y, cerró los ojos como quien escucha la mayor estupidez. El calor ha dañado tu cerebro querido amigo. Dime, ¿cuántos años tienes?

Ochenta, pero eso ¿qué importa?

Mira amigo, la datilera tarda más de cincuenta años en crecer y después de ser palmeras adultas están en condiciones de dar frutos. Aunque vivas hasta los cien años, difícilmente podrás cosechar lo que estás sembrando. Deja eso y ven conmigo.

Mira Hakim, yo comí dátiles que otro sembró, otro que tampoco soñó con probar esos dátiles. Yo siembro hoy, para que otros puedan comer mañana los dátiles que hoy planto… y, aunque solo fuera en honor de aquel desconocido, vale la pena terminar mi tarea.

 Dar el ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera. Einsten (1879-1955)

Read Full Post »