Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21 diciembre 2008

papa-noelPapá Noel es ese ser de amplia sonrisa que viste un traje rojo ribeteado de blanco y gorro a juego; tiene una larga barba blanca y nos alegra el día de Navidad al traer regalos a los niños y a los no tan niños. Llamado en Francia, Père Noel, en Inglaterra, Father Christmas, en Escandinavia, Julenisse, en Brasil, Papai Noel, en Alemania, Sankt Nikolaus y conocido mundialmente como Santa Claus, gracias a unos inmigrantes holandeses que en el siglo XVII llegaron a Estados Unidos queriendo mantener sus costumbres y leyendas y así su patrono Sinter Klaas se transformó en Santa Claus. Se decía que repartía regalos vestido como un obispo y cabalgando por el cielo en un caballo, con su ayudante Black Peter, cuyo tarea era la de azotar a los niños malos. Aunque en principio los regalos se recibían el seis de diciembre, después de la reforma, los protestantes alemanes optaron por el Niño Jesús para repartir regalos el 25 de diciembre y cuando la tradición de Nicolás prevaleció, se incorporó a la Navidad. En 1863, fue cuando gracias al dibujante sueco Thomas Nast, adquirió su famosa vestimenta roja, y a mediados del siglo XIX pasó a Inglaterra y Francia y se fundió con Bonhomme Noel, que aunque parecido, vestía de blanco con ribetes dorados. Fue a partir del siglo XX cuando se creó la tradición de que procedía del Polo Norte, que atravesaba los cielos en un trineo transportado por nueve renos liderados por Rodolfo, (que ilumina el camino con su nariz roja) y es ayudado por los Bendegums, duendes bondadosos que le ayudan en la fabricación de los juguetes. Si los niños se portan mal, no será Papá Noel quien les visite, sino que será Carbonilla la que les dejará carbón. Se le relaciona con San Nicolás cristiano. Según la tradición San Nicolás nació en Patara ciudad del antiguo distrito de Licia en Asia Menor (hoy Turquía), es el patrón de los niños, además de los marinos. Los ladrones también le consideraron su patrón. Falleció en día 6 de diciembre del año 345 y sus restos descansan en Bari, Italia. Su padre deseaba que siguiera con sus negocios comerciales, y la madre deseaba que fuera sacerdote como su tío, que era Obispo de Mira. Al fallecer sus padres por una epidemia de peste, repartió sus bienes entre los necesitados y se fue a vivir con su tío, ordenándose como sacerdote a los diecinueve años. Se cuentan muchas historias sobre él, una de ellas es que rezó por varios niños que habían sido acuchillados y se curaron rápidamente. Parece ser que era un ser bondadoso y caritativo que sentía predilección por niños, otra relato nos cuenta que un padre de tres hijas al no tener dote para casarlas, estaban condenadas a permanecer solteras, y, así San Nicolás en secreto depositó una bolsa de monedas de oro en los calcetines de cada una que estaban secándose en la chimenea. Se le nombró patrón de los marineros, porque durante una tempestad, los marineros comenzaron a rezar a Dios invocando al buen Obispo Nicolás, y se apareció calmando las aguas. Popularmente se le conoce como San Nicolás de Bari, porque en el siglo XI, unos mercaderes cristianos trasladaron sus restos a esta ciudad de Italia donde realizó tantos milagros que su popularidad creció por toda Europa. Defendía a los niños y hacía regalos a todos los necesitados, de ahí que en nuestros días sea el que trae regalos a los niños en la Natividad del Señor. En el año 1969, el Papa Pablo VI suprimió su festividad del calendario católico. San Nicolás cristiano sustituyó a varios personajes paganos donantes de regalos tales como Befana, una bruja buena que pertenece al folklore italiano. Según un cuento popular, los reyes Magos de camino a Belén, no acertaban con la ruta correcta y pidieron ayuda a una anciana, pero ella se negó a acompañarles. Más tarde arrepentida, preparó una cesta con dulces y fue tras ellos sin conseguir encontrarlos, iba parando en cada casa repartiendo dulces a los niños que encontraba con la esperanza de que alguno fuera el pequeño Jesús. Desde entonces vaga por el mundo haciendo regalos a los niños para redimir su falta de ayuda a los reyes Magos. En la tradición navideña vasca es el carbonero Olentzero y duendes de barba blanca, botas altas y gorro de armiño los encargados de repartir regalos. Una leyenda alemana cuenta que durante una fría noche de invierno, un leñador estaba con su familia calentándose junto al fuego de la chimenea cuando llamaron a la puerta. Cuando abrieron, sorprendentemente había un niño en medio del bosque helado. Le hicieron pasar y le dieron comida, bebida, mantas para calentarse y una cama para que descansara. Al día siguiente, la familia se despertó con el sonido de una música entonada por un coro de ángeles que llenaron la casa de luz. Se dieron cuenta entonces que habían “ayudado” al Niño Jesús. Por haber cuidado de mí, esto hará que os acordéis de mi visita, entonces tocó un árbol que estaba cerca de la casa y dijo: que ese árbol brille para abrigar vuestros corazones y que guarde regalos para que seáis tan caritativos con otros como habéis sido conmigo. La tradición del árbol de Navidad es atribuida a Alemania, fue durante el siglo XVI cuando los devotos cristianos empezaron a colocar árboles decorados en sus hogares. Cuenta la leyenda que fue Martín Lutero que en una noche de invierno, vio cómo se reflejaban las estrellas en los árboles cercanos y quiso reproducir dicha escena a su familia. Trasladó un árbol a su casa, puso unos alambres y lo adornó con velas encendidas. Otra leyenda cuenta que en Alemania decoraban un árbol con manzanas representando el árbol del Bien y del Mal del Paraíso.
Somos muchas las personas que estamos en desacuerdo con el consumismo de estas fechas, así no está de más recordar el verdadero significado religioso de la Navidad y, tener en cuenta que el origen de Papá Noel es el de un santo bondadoso, y caritativo que pasó su vida ayudando a los más necesitados. Nosotros debemos ser los verdaderos porteadores de regalos esta Navidad, regalando al prójimo, amor, tolerancia y sobre todo PAZ.
FELIZ NAVIDAD A TODOS

Read Full Post »

grano-de-cafe2Una hija se quejaba con su padre acerca de su vida y cómo las cosas le resultaban tan difíciles. No sabía cómo hacer para seguir adelante, se sentía incapaz de seguir soportando tantos problemas uno detrás de otro y sentía que estaba a punto de darse por vencida. Estaba cansada de luchar.
Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres ollas con agua y las colocó sobre el fuego. Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo. En una colocó zanahorias, en otra colocó huevos y en la ultima colocó granos de café. Las dejó hervir. Sin decir palabra. La hija esperó impacientemente, preguntándose que estaría haciendo su padre. A los veinte minutos el padre apagó el fuego. Sacó las zanahorias y las colocó en un tazón. Sacó los huevos y los colocó en otro plato. Finalmente, colocó el café y lo puso en un tercer recipiente. Mirando a su hija le dijo: “Querida” ¿qué ves?” “Zanahorias, huevos y café” fue su respuesta. La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias, ella lo hizo y
notó que estaban blandas. Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera. Luego de sacarle la cáscara, observó el huevo duro. Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma. Humildemente la hija preguntó: ¿Que significa esto, padre? Él le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: agua hirviendo, pero habían reaccionado en forma diferente. La zanahoria llegó al agua fuerte, dura; pero después de pasar por el agua hirviendo se había puesto débil, fácil de deshacer. El huevo había llegado al agua frágil, su cáscara fina protegía su interior líquido; pero después de estar en agua hirviendo, su interior se había endurecido. Los granos de café, sin embargo eran únicos: después de estar en agua hirviendo, habían cambiado el agua. ¿Cuál eres tu hija? Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿cómo respondes?” le preguntó a su hija. ¿Eres una zanahoria que parece fuerte pero cuando la adversidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza? ¿Eres un huevo, que comienza con un corazón maleable, poseías un espíritu fluido, pero después de una muerte, una separación, o un despido te has vuelto duro y rígido? Por fuera te ves igual, pero ¿eres amargada y áspera, con un espíritu y un corazón endurecido? ¿O eres como un grano de café? El café cambia al agua hirviendo, el elemento que le causa dolor. Cuando el agua llega al punto de ebullición el café alcanza su mejor sabor. Ojalá logres ser como el grano de café, que cuando las cosas se pongan mal, tu puedas reaccionar en forma positiva, sin dejarte vencer y hagas que las cosas a tu alrededor mejoren !!! Que ante la adversidad exista siempre una luz que ilumine tu camino y el de la gente que te rodea. Que puedas esparcir con tu fuerza, optimismo y alegría el “dulce aroma del café.”

Read Full Post »

jesus-11-jpg“Sólo lo fantástico tiene posibilidades de ser verdadero”, frase atribuida a Teilhard de Chardin, sacerdote católico, paleontólogo, geólogo, filósofo y teólogo francés, autor de una interpretación evolucionista de la humanidad y del Universo compatible con el cristianismo. Desde muy niña me ha interesado los misterios de la vida, no paraba de hacer preguntas al respecto, he leído todo lo que he considerado que podría ayudarme en esta tarea, lectura que muchas veces han llegado a mis manos de forma “casual” y de hecho, de alguna forma me han ayudado. Siempre hay alguien que es más sabio que nosotros ¿por qué no aprender de ellos? Mi alma entendía, sabía, lo que mi mente gracias a influencias externas debería en un principio rechazar y, aún así siempre he preferido hacer caso a mi intuición, corriendo el riesgo de que me consideraran en muchas ocasiones gracias a mis comentarios una persona poco común, por no decir “rarita”. Obviamente, yo entendía que cuando leía acerca de la búsqueda de mi “Yo interior”, debían referirse a la divinidad que hay en todos nosotros, a las palabras de Jesucristo cuando decía que nos había hecho a su imagen y semejanza, pero ¿cómo llegar a ello? Ardua tarea sin manual de instrucciones, pero la verdad es que si te lo propones, se consigue entender de qué va esto. Pascal dijo: A las cosas terrenas, hay que conocerlas para amarlas; a las cosas divinas, hay que amarlas para conocerlas. Cuenta una vieja leyenda hindú que hubo un tiempo en que todos los hombres eran dioses, pero abusaron de su divinidad, y entonces Brahma, el dios supremo, decidió despojarlos de su poder divino y ocultarlo en un sitio de donde sería imposible que lo recuperaran. El gran problema fue encontrar un buen escondite. Se convocó a los dioses menores a reunirse en asamblea para resolver ese problema, y propusieron lo siguiente: Enterremos la divinidad del hombre en la tierra. Pero Brahma respondió: No, eso no sería suficiente, porque el hombre podría excavar y recuperarla. Entonces los dioses contestaron: En ese caso, arrojemos la divinidad del hombre en lo más profundo de los océanos. Y Brahma respondió de nuevo: No, porque más tarde o más temprano el hombre explorará las profundidades de todos los océanos, y seguramente un día la encontraría y la traería a la superficie. Entonces los dioses menores concluyeron: No conocemos realmente un sitio donde esconder la divinidad humana. Parece no existir ningún lugar sobre la tierra o dentro del mar donde el hombre no pudiera encontrarla algún día. Entonces Brahma dijo: Esto es lo que haremos con la divinidad del hombre: la esconderemos en lo más profundo de su ser, porque es el único sitio donde nunca se le ocurrirá buscar. La leyenda cuenta entonces que, a partir de ese momento, el hombre dio la vuelta al mundo, exploró, escaló, excavó y se sumergió en todos los mares, en busca de algo que se encuentra en su interior.

Read Full Post »

yemanja-blogAunque hay leyendas que nos dicen que Yemanjá tuvo hasta quince hijos, la más difundida es la que nos relata que tuvo diez hijos con el padre supremo, Oxalá; el cual además de Yemanjá tuvo por esposa a Naña. A Oxalá se le representa en forma de hombre viejo y de hombre joven. Cuando es representado en su forma joven es llamado Oxaguiã.
Exu es el primero de los hijos de Yemanjá, es el que abre los caminos y el intermediario entre los hombres y los Orixás.
Ogum tiene como atributos la fuerza, la impetuosidad y el valor; es identificado como San Antonio.
Ossaim es el dios de la magia y la sanación, las palabras que activan el poder curativo de las plantas es un misterio dominado exclusivamente por los sacerdotes de Ossaim.
Oxóssi, es el encargado de alimentar con su caza a los otros dioses, guardián de la naturaleza y de la agricultura; está identificado con San Jorge.
Ibejis son los gemelos, Orixás niños que simbolizan la dualidad y son identificados con los Santos San Cosme y San Damián.
Euá, es una diosa que tiene el poder de volverse invisible y penetrar en los misterios de Ifá, dios de la adivinación. Se la identifica con Nuestra Señora de las Nieves.
Iansã, es una diosa guerrera, dinámica, fuerte y valiente; se la representa portando una espada; identificada con Santa Bárbara.
Obá, diosa guerrera de las aguas revueltas; identificada con Santa Catalina, Santa Marta y Santa Juana de Arco.
Oxum es la diosa de la riqueza y de la fertilidad, es vanidosa, sensual y muy femenina. Domina el oro y las aguas dulces que riegan los campos; es identificada como la Virgen de la Candelaria, Santa Clara y la Inmaculada Concepción.

Read Full Post »

Y UNO APRENDE…

borgesDespués de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma. Y uno aprende que el amor no significa sexo y una compañía no significa seguridad y, uno empieza a aprender… Que los besos no son promesas y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes… y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad. Y después de un tiempo uno aprende a que si es demasiado, hasta el calor quema. Así que uno planta su propio jardín, y decora su propia alma en lugar de esperar a que alguien le traiga flores. Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale. Y uno aprende y aprende… Y con cada día aprende…

Poema atribuido a Jorge Luis Borges

Read Full Post »

BESOS

besosEste ingenuo cuento nos relata cómo la simplicidad de los pocos años hace que nos planteemos el sacar el niño que llevamos dentro y poner un poco más de imaginación en el día a día. Cuentan que un papá recriminó a su pequeña hija el desperdiciar un rollo de papel de regalo para envolver una caja. La niña, a pesar de todo continuó envolviendo su “regalo” y lo dejó debajo del árbol de Navidad. A la mañana siguiente, todos fueron abriendo sus regalos, y la niña entregándole al padre la caja que había envuelto le dijo: esto es para ti papá. Avergonzado por su reacción del día anterior, abrió el regalo. La caja estaba vacía, así el papá le dijo a la niña: pero hija la caja está vacía. La pequeña medio llorosa por la incomprensión del padre le dijo: Papi, la caja no está vacía, la llené de besos para ti. El padre emocionado abrazó a su hija agradeciéndole el regalo. Al pasar los años, el padre que había guardado amorosamente la caja, cuando se sentía solo, la abría y sacaba uno de esos besos imaginarios que su hija le regaló un día; así se llenaba del más puro amor.

Read Full Post »

Karma es una de las palabras utilizadas para designar el concepto de responsabilidad que uno tiene para con todas sus acciones, es decir la llamada ley de causa y efecto. Es una doctrina religiosa y filosófica, llamada de la reencarnación o de la trasmigración de las almas, de acuerdo con la cual éstas se encarnan después de la muerte en otros cuerpos de mayor o menor perfección, según los méritos alcanzados en la existencia anterior. Según su elección entre el bien y el mal, la persona elabora su Karma que determina su reencarnación, hasta alcanzar la liberación de la Rueda de la Vida. Según la necesidad de experiencias requeridas para el progreso y la evolución de cada uno, varían de vida en vida la situación social, capacidades físicas, mentales, sexo… Es importante saber que no todas las pruebas que encontramos en nuestra vida son de origen kármico. Si te interesara el tema existen muchos libros al respecto, y, así podrías sacar tus propias conclusiones, entre ellos hay unas lecturas de Edgar Cayce (1877–1945 nació en Hopkinsville, en el estado de Kentucky, considerado como uno de los más importantes psíquicos habidos en la historia, cuya vida y experiencias han sido recogidas en más de 300 libros.) que son muy interesantes; te hago un breve resumen de sus lecturas. Edgar Cayce realizó su primera lectura en 1901, acerca de un problema de salud que le concernía personalmente, pero el concepto de la reencarnación no apareció hasta 1923. La reencarnación es la creencia de que cada uno de nosotros pasa por vidas sucesivas, con el propósito de crecer en espíritu y de recobrar la plena conciencia de su naturaleza divina. El punto de vista de Cayce excluye la metempsicosis o transmigración de las almas, según la cual los humanos pueden reencarnarse en forma animal. Sin embargo, lo esencial no es quiénes hemos sido o qué hemos hecho antes, sino cómo reaccionamos frente a las oportunidades y a las pruebas que surgen ahora mismo, donde quiera que nos hallemos. En efecto, nuestras elecciones y conducta del momento, provenientes de nuestro libre albedrío, son las que realmente importan. La perspectiva de Cayce, como todos los que se planteen la doctrina de la reencarnación, abre horizontes casi ilimitados. La palabra “karma” es un término sánscrito que significa “obra, hecho o acto”. A menudo se le da el sentido de “causa y efecto”. Las lecturas concuerdan con esta acepción, pero añaden la noción filosófica inédita y exclusiva de que el karma puede definirse como una memoria. No se trata de una “deuda” que tenemos que pagar conforme a algún criterio universal, ni de una serie de experiencias determinadas por nuestras previas acciones, buenas o malas. El karma es una memoria, una fuente de información que incluye elementos “positivos” y otros aparentemente “negativos”. “Atraemos lo que es semejante a nosotros”. Esto implica que, algún día, tendremos experiencias análogas a las que nuestras elecciones han producido en la vida de otros. A diferencia de las doctrinas fatalistas que nos reservan una suerte inmutable, la teoría de Cayce asevera que somos dueños de nuestro destino. Las lecturas de Cayce, fueron dictadas entre 1901 y 1944.

Read Full Post »

jesus-11-jpg1Si creyéramos que nuestra vida está limitada a una sola existencia, entonces sí carecería de sentido el sufrimiento y el dolor; pero si aceptamos la superación de una época adversa o de un mero contratiempo, si sabemos que está limitado a un espacio de tiempo, igualmente aceptaríamos los acontecimientos que afectan a toda un encarnación. ¿no te parece curioso que en un accidente de coche donde viajan cuatro personas, sólo una fallezca o tenga graves secuelas? ¿o en los accidentes de avión, cuando no le dan plaza a una determinada persona, esa persona se salva del accidente, o por el contrario, otra persona, sí que encuentra en último momento una plaza para ese vuelo y fallece? ¿Cuántas veces hemos visto cambios de último momento en cualquier circunstancia que ha sido favorable para unos y desfavorable para otros? Creo firmemente que todos nos iremos cuando hayamos terminado nuestra misión. La reencarnación es un concepto que figura en las grandes religiones del mundo y no se limita a las filosofías orientales. Profesa la tolerancia y la compasión, contesta numerosos interrogantes y da sentido hasta a los más mínimos aspectos de la existencia. Las reacciones kármicas no se producen siempre de modo inmediato, ya que una sola vida no es suficiente para alcanzar la Perfección. Todas las personas se reencarnan una y otra vez, esta es la razón de la aparente desigualdad entre los individuos, la causa de esto no hay que buscarla en un Dios que tenga preferencias, para Él todos somos iguales, sino en el propio Karma. Los pensamientos, palabras y acciones crean y resuelven el Karma y una de las maneras más sencillas de resolver el karma es aprender a atenuar el apego que uno tiene a actitudes y opiniones fijas que pueden o no ser verdad. La vida no es tan injusta como muchos pueden pensar, esta doctrina hace que seamos más tolerantes y comprensivos. Yo encuentro una razón kármica para casi todo y esto me hace sentir mucho mejor, además de intuir que existe una razón por las que los demás actúan de determinadas formas aunque yo no esté en principio de acuerdo con ellos. He nacido bajo el seno de una familia católica, por lo cual me considero católica por nacimiento y en su momento, el hecho de descubrir que fue en Concilio de Constantinopla, en el año 553, cuando se votó la supresión de la doctrina de la reencarnación de los textos bíblicos, digamos que me tranquilizó. Creo en Dios (yo lo llamo Dios, otras personas lo llaman Fuente, Creador, Energía, para mí es lo mismo, es el Todo, aunque lo designemos de manera diferente) de una manera ferviente, sin dudas, con una fe incondicional, pero no creo en un Dios castigador, creo en un Dios que actúe como un padre, enseñando amorosamente, no castigando; además me resultaba inadmisible, según me habían enseñado, que el hombre, practicase la virtud para obtener recompensa y rehuyese del pecado sólo por temor al castigo. Sería una postura hipócrita y la virtud no tendría ningún valor. Tal como yo lo entiendo, cada alma tiene que cumplir un ciclo definido de reencarnaciones, con períodos de existencia puramente espirituales entre cada encarnación. Durante nuestra permanencia en el reino espiritual, se nos muestran los errores que hemos cometido en la Tierra en nuestra vida anterior, que constituyen nuestra deuda Kármica y así tenemos la oportunidad de ver las desagradables consecuencias de las decisiones contrarias al amor. Por consiguiente, durante esa permanencia en las moradas del alma, nos preparamos para llevar una vida más noble en nuestra siguiente vida en la Tierra, trabajando en nuestro perfeccionamiento, llevando una vida más constructiva, que compense lo anterior.

Read Full Post »

el-juicio-de-parisLa Mitología puede muy bien ser no sólo un conjunto de cuentos fantásticos, sino que, puede representar una forma de expresión de la Sabiduría Tradicional. Esto es un hecho en lo que se refiere al tronco principal de las mitologías de los diferentes pueblos, y los mitos secundarios casi siempre tienen alguna moraleja al modo del refranero. ¿Por qué los antiguos ponían pasiones y amores humanos en los dioses, a la vez que les atribuían poderes supranormales? Parece más bien que lo que hoy nosotros traducimos como dioses eran, para nuestros antepasados, la representación de las fuerzas rectoras del universo. Y, de acuerdo a la sentencia hermética de “como es arriba es abajo”, las debilidades y potencias de los dioses podían ser, aunque no necesariamente, las de los hombres. De este modo, lo que llamamos mito es simbólicamente un cúmulo de experiencias humanas expresadas en forma artística y simbólica. Nuestros antepasados, estaban muy atentos al comportamiento de los dioses, pues ellos sabían que esas potentísimas fuerzas tenían efectos inmediatos sobre la vida terrestre. De ahí que siempre hubiera un cierto aire de respeto a esas energías que, como algo propio de civilizaciones ya caducas, degeneró en lo que hoy conocemos como sacrificios. En su origen eran ceremonias de Alta Magia Blanca destinadas a contrarrestar en lo posible, con el poder mental y la voluntad de los antiguos Iniciados y, en momentos propicios determinados por la posición de los astros, a esas tremendas vibraciones que manejan nuestro planeta.
Mito, por derivar de la idea propia de “discurso”, el mito pasó a significar alrededor del siglo V a. C., “historia”, “relato de unos sucesos”. El historiador Herodoto se interesó por documentar todo cuanto fuera posible sobre las guerras entre griegos y persas, aun cuando algunos de dichos relatos pudieran tomarse más bien como mitos o leyendas. Admitió que no había certidumbre en torno a la exactitud de tales hechos, pero el interés que presentaban era tal que sencillamente no podían caer en el olvido. En el siglo IV a. C. Evémero filósofo afincado en Macedonia, llegó a sostener que todos los mitos y leyendas guardaban relación con hechos históricos y que los dioses eran, en origen, hombres que habían cosechado grandes éxitos y que, tras su muerte, recibían honores divinos por parte de un pueblo agradecido. El estudio de la épica india ha revelado inopinados paralelos entre Homero, especialmente entre la Ilíada (el relato de la caída de Troya) y el Ramayana, la expedición de Rama a Sri Lanka con el objeto de recuperar a su esposa Sita, que había sido raptada. En la antigua Sumeria, en el sur del actual Iraq, los mitos más antiguos que han pervivido nos explican que la realeza “descendía de los cielos” y que el soberano era elegido e investido por una asamblea de dioses. En el tercer milenio a. C. la deidad local se creía que era propietaria real de cada una de las ciudades sumerias, y su templo poseía y explotaba la mayor parte de las tierras de regadío, de tal manera que el rey era una especie de administrador que gestionaba los Estados del dios. Se afirmaba que inicialmente los dioses estaban obligados a trabajar; tenían que realizar duras tareas de agricultura y regadío. Pero se rebelaron por ello, y Enki (Hijo del dios celeste An) y su madre Nammu, (Diosa del agua y de la creación) crearon un pueblo para relevarles en estas labores. Entre otras cuestiones de las que se ocupan los mitos se encuentran las desdichas, el éxito, la crueldad, el amor, la muerte, las relaciones familiares, la traición, lo antiguo frente a lo nuevo, la juventud enfrentadas a la vejez, la magia, el poder, el destino, la guerra, la oportunidad, lo accidental, la locura, la búsqueda y el viaje. La riqueza de sucesos y descripciones en la mitología indica su profundo enraizamiento en la mente humana. Aun cuando los expertos estén lejos de haberse puesto de acuerdo sobre su explicación, la visión propuesta por C. G. Jung a comienzos del siglo XX parece la más probable. Según este psicólogo suizo, todo el mundo posee tanto un inconsciente personal como uno colectivo. El inconsciente personal consta de materia atañente a la experiencia del individuo, mientras que el colectivo recoge la experiencia mental de toda la humanidad. Las máscaras siberianas de los Yup’ik expresan la unidad entre hombres y animales y traen al presente el mundo mitológico del pasado. Los esquimales siberianos de las costas del suroeste de Alaska, el estrecho de Beiring y Siberia oriental labran complejas máscaras de madera, estas máscaras representan espíritus animales y personajes míticos. Según el mito una persona puede encarnarse en un animal o en su espíritu manipulando su propia forma. Una persona portadora de máscara puede obtener influencia sobre el espíritu animal, y los chamanes suelen llevarlas en los rituales para conciliar el éxito en la caza y en la pesca. A los pueblos siberianos la ropa les proporciona algo más que calor y protección frente a los elementos. Las ropas, tanto en su uso cotidiano como en su uso ritual y ceremonial son expresión de creencias religiosas y espirituales, y guardan de los espíritus malignos. Para hacer la ropa se utilizan pieles de animales, pero los espíritus de los animales conservan el control sobre estas pieles, por lo que durante la elaboración de las ropas han de observarse ciertos tabúes.

Read Full Post »

lilith-en-la-capilla-sixtina-8Según la mitología griega, existe un final diferente para Lilith: Hades, dios del mundo inferior, se enamoró de Proserpina, (Perséfone) personificación de la primavera, hija de Zeus, padre de los dioses, y de Deméter, diosa de la tierra y de la agricultura. Hades quiso casarse con ella, y aunque Zeus dio su consentimiento, Deméter era contraria a la boda. Entonces, Hades-Plutón con la complicidad de Hécate (imagen de la Luna Nueva) surgió de las profundidades en un carro de oro mientras Proserpina cortaba flores en un campo de narcisos raptó a la muchacha y la llevó a su reino. Lilith, convertida en demonio, replegada en las profundidades marinas, asume su nueva personalidad afirmándose en ella y llega, por el mismo impulso que le ha hecho abandonar el Paraíso Terrenal, hasta el mismo infierno; desciende a los abismos y allí junto a Plutón, el Señor de las Riquezas, comparte con ella el oscuro esplendor del mundo subterráneo; y así deja de ser Lilith “la Olvidada” para convertirse en Perséfone “la Reina de los Infiernos”. Deméter salió en busca de su hija perdida y al no encontrarla quedó desolada. Murieron todas las plantas y el hambre devastó la tierra. Por este motivo, Zeus envió a Hermes, mensajero de los dioses, para que recuperara a Perséfone y la devolviera a su madre. Antes de dejarla ir, Hades le pidió que comiera un grano de granada, el alimento de los muertos. De esta manera, se vio obligada a volver al submundo y permanecer allí durante la tercera parte de cada año. Como diosa de los muertos y como diosa de la fertilidad de la tierra, Perséfone era la personificación de la renovación de la tierra en primavera. Este no fue el único cambio en la vida de Perséfone, ya que también se enamoró del bellísimo Adonis. En la mitología griega, hermoso joven amado por las diosas Afrodita y Perséfone. Nacido de la unión incestuosa del rey Cíniras de Chipre y de su hija, Adonis fue puesto bajo la custodia de Perséfone, reina del mundo subterráneo. Cuando Adonis murió al ser atacado por un jabalí salvaje al que cazaba, Afrodita imploró al dios Zeus que se lo devolviese. Zeus decretó que Adonis pasaría los meses invernales con Perséfone en el Hades y los estivales con Afrodita.

Read Full Post »

Older Posts »