Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 8 agosto 2008

luz-de-jesus-11-jpgCuentan que un profesor de la Universidad de Berlín retó a sus alumnos con la siguiente pregunta: “¿Dios creó todo lo que existe?” Un alumno valientemente respondió: Sí, Él lo creó. ¿Dios realmente creó todo lo que existe caballero? preguntó nuevamente el maestro. Sí señor, respondió el joven. El profesor respondió: Si Dios creó todo lo que existe, ¡entonces Dios creó el mal, ya que el mal existe! Y, si establecemos que nuestras obras son un reflejo de nosotros mismos, ¡entonces Dios es malo! El joven se calló frente a la respuesta del maestro que feliz se regocijaba de haber probado una vez más, que la Fe era un mito. Otro estudiante levantó la mano y dijo: ¿puedo hacerle una pregunta profesor?. ¡Por supuesto! fue la respuesta del profesor. El joven se levantó y preguntó: Profesor, ¿el frío existe? ¿pero qué clase de pregunta es esa? claro que existe, ¿acaso nunca sentiste frío? El muchacho respondió: En realidad, señor, el frío no existe. Según las leyes de la Física, lo que consideramos frío, en verdad es la ausencia de calor. Todo cuerpo u objeto es factible de estudio cuando posee o transmite energía; el calor es lo que hace que este cuerpo tenga o transmita energía. El cero absoluto es la ausencia total de calor; todos los cuerpos quedan inertes, incapaces de reaccionar, pero el frío no existe. Nosotros creamos esa definición para describir de qué manera nos sentimos cuando no tenemos calor. Y, ¿existe la oscuridad? preguntó el estudiante. El profesor respondió: ¡Existe! El estudiante respondió: la oscuridad tampoco existe, la oscuridad, en realidad, es la ausencia de luz. La luz la podemos estudiar, ¡la oscuridad no! A través del prisma de Nichols, se puede descomponer la luz blanca en sus varios colores, con sus diferentes longitudes de ondas ¡la oscuridad no! ¿Cómo se puede saber qué tan oscuro está un espacio determinado?, con base en la cantidad de luz presente en ese espacio, ¿no es así? “la oscuridad es una definición utilizada por el hombre para describir qué ocurre cuando hay ausencia de luz”. Finalmente, el joven preguntó al profesor; señor ¿el mal existe?. El profesor respondió: como afirmé al inicio, vemos estupros, crímenes, violencia en todo el mundo, esos son hechos que pertenecen al mal. ¡claro que existe! El estudiante respondió: el mal no existe Señor, o por lo menos no existe por sí mismo. El mal es simplemente la ausencia del bien. Conforme con los anteriores casos, el mal es una definición que el hombre inventó para describir la ausencia de Dios. Dios no creó el mal. El mal es el resultado de la ausencia de Dios en el corazón de los seres humanos. Es igual a lo que ocurre con el frío cuando no hay calor, o con la oscuridad cuando no hay luz. El joven fue aplaudido, y el maestro, permaneció en silencio. El director de la universidad, se dirigió al joven estudiante y le preguntó: ¿cuál es su nombre? Me llamo, Albert Einsten

Read Full Post »

pitagoras

Y, como sé que se suele dar por  “bueno” o solemos dar más “credibilidad” a las opiniones  de los que consideramos importantes o famosos aunque nos sean desconocidos; citaré  reflexiones de otras personas que seguro habrás oído hablar de ellas.

“Necesitamos muchas vidas, revestirnos de múltiples cuerpos, nacer y morir y volver a nacer muchas veces para llegar al fin último de la perfección que es el que los dioses nos reservan. Esta ley de vidas sucesivas da la adecuada explicación a todas las desiguales manifestaciones de nuestra existencia”.
Palabras de Pitágoras de Samos, el filósofo y matemático griego, nacido aproximadamente en 582 adC – 500 a.C.)

Read Full Post »

feng-shui-11-jpgEl Feng Shui es una forma de geomancia, es decir, una adivinación que se vale de círculos, líneas, cuerpos terrestres, flujos de energía y espacio en la naturaleza para conseguir la armonía en el entorno del habitat humano. Para Li-Ching Wang, no se trata de magia, ni adivinación, ni espiritismo, sino de una ciencia sobre la armonía y el equilibrio del entorno que nos rodea y de nosotros mismos y, su objetivo es encontrar el equilibro del hombre con la naturaleza y ayudar a mejorar nuestra calidad de vida. Él nos comenta que un proverbio chino muy antiguo dice: “Primero es el destino y la suerte, después el esfuerzo, y en tercer lugar viene el Feng Shui. Los adeptos al Feng Shui, piensan que una vivienda en contra de la regla natural de la armonía será un obstáculo para nuestro éxito, nuestra vida personal o nuestra salud. Es una técnica que permite beneficiarnos de la energía cósmica llamada Chi. Lo que el Feng Shui nos dice es que debemos armonizar el ambiente de nuestro hogar o trabajo para crear corrientes de energía positiva, ya que ello nos ayudará a nuestro bienestar físico, mental y espiritual. El Feng Shui da mucho valor a las orientaciones, ya que de cada punto cardinal emana una energía determinada. Esta disciplina ancestral nos muestra como el medio ambiente está lleno de energías favorables o desfavorables y nos enseña la mejor manera de disponer de nuestro espacio para optimizar la circulación de las energías. El Ying y el Yang es fundamental para esta filosofía, ya que es la idea de opuestos pero que no están en oposición, sino que son complementarios. El Feng Shui, fue desarrollado en China hace miles de años, su nombre significa literalmente “viento y agua”, Feng es viento y Shui es agua. Los fundamentos del Feng Shui reconocen diversos orígenes. Por un lado se basa en la simbología del I Ching o libro de las mutaciones, antiguo texto chino utilizado para la adivinación. Por otro lado, incorpora la Teoría de los Cinco Movimientos (Wu Hsing) y también elementos tomados de la astrología china. Los principales factores que nos influyen según el verdadero Feng Shui son todos los elementos circundantes como calles, edificios, ríos, montañas, puntos cardinales, fechas etcétera, pero está claro que no siempre podemos elegir la ubicación del terreno de nuestras viviendas, lo que sí podemos es armonizar el interior de nuestras viviendas o lugar de trabajo. Para muchas personas, el Feng Shui ha sido catalogado como una superstición, pero la realidad actual es que son muchos los que aplican esta filosofía con un óptimo resultado.

Read Full Post »

REIKI

En los manuscritos hindúes más antiguos encontramos ya el concepto según el cual el universo manifiesto es emanación de una Realidad Última que lo impregna y lo llena de energía ininterrumpidamente y en todo lugar. Esta energía ha recibido diversos nombres según las diferentes culturas. PRANA para los hindúes, KA para los egipcios, CHI para los chinos, WAKAN para los Sioux, BARAKA para los sufís, FUERZA SANADORA DE LA NATURALEZA para Hipócrates (460 – 377 a. C., considerado padre de la medicina) y ESPÍRITU SANTO para los cristianos. Fue USUI, un monje cristiano japonés, profesor de teología en la Universidad de Tokio a finales del siglo pasado, quien le dio el nombre de REIKI. La sílaba REI expresa la energía universal ilimitada e inagotable, KI constituye una parte de esa energía, nuestra fuerza vital personal. Así REIKI significa la confluencia de la energía universal con nuestra fuerza vital personal. Se basa en la premisa de que existe una única energía que penetra en todas las cosas pertenecientes a cualquier reino (mineral, vegetal, animal o humano), cuanta mayor es la fuerza con la que fluye el REIKI en nuestro interior, mayor es nuestra armonía con las leyes universales en las que aprendemos a confiar cada vez con mayor consciencia. El Reiki nos devuelve a nuestro origen, favoreciendo ese sentimiento intuido por todos que nos empuja hacia la plenitud y el amor por todo lo que se encuentra a nuestro alrededor. De esta forma nos liberamos del miedo y los sentimientos de culpa, de la incertidumbre, del desánimo y la desesperación, de los reproches y los juicios fáciles y, sobre todo, de la enfermedad. Esta visión de orden superior considera la enfermedad como la alteración de nuestro vínculo con la energía vital universal, es decir, como un alejamiento del perfecto equilibrio de la ley. La propia definición dada por Usui, se basa en la premisa de que existe una única energía que penetra en todas las cosas, pertenezcan al reino mineral, vegetal, animal o humano y, que cada forma de vida está íntimamente unida al todo. Cada uno de nosotros tiene en función de su estructura personal, un grado de permeabilidad diferente respecto a esa forma energética que atraviesa e influye nuestro aspecto espiritual, psíquico, mental y físico. Todos estos aspectos de nuestro ser encuentran expresión en un sistema de energías distribuido en diferentes niveles de densidad que interaccionan entre sí. Este sistema está formado por el Aura, los Chakras (centros de energía) y los Nadi (canales de energía). El Aura es una emanación de nuestro cuerpo físico y está constituida por cuatro cuerpos energéticos: el cuerpo etéreo, el cuerpo astral, el cuerpo mental y el cuerpo espiritual. Cada uno de estos cuerpos tiene una función concreta y posee características propias de frecuencia, extensión, forma y luminosidad. El más cercano al cuerpo físico es el cuerpo etéreo que refleja las sensaciones y acumula energía vital para después restituir a través de los chakras y los poros de la piel aquella que hay en exceso.
El cuerpo etéreo forma una barrera a nuestro alrededor que nos protege de los virus y bacterias que hay presente en el ambiente, razón por la cual recibe el nombre de “Aura de la salud). El cuerpo astral en cambio, se manifiestan los sentimientos, las emociones y los rasgos personales. Nuestros pensamientos, ideas, e intuiciones están representadas en el cuerpo mental, cuya frecuencia de vibración es superior a la de los cuerpos etéreo y astral. La máxima frecuencia de vibración se produce en el cuerpo espiritual donde se encuentran no sólo las vibraciones del pensamiento sino también las del propio ser; aquí el individuo halla la realidad y, con esta consciencia, conquista la plena libertad de su ser.

Read Full Post »

sarvepalli-radhakrisnan

Y, como sé que se suele dar por  “bueno” o solemos dar más “credibilidad” a las opiniones  de los que consideramos importantes o famosos aunque nos sean desconocidos; citaré  reflexiones de otras personas que seguro habrás oído hablar de ellas.

“Si es preciso consagrar una vida entera para dominar las ciencias físicas, ¿cuántas vidas serían necesarias para dominar el Amor, la más grande fuerza espiritual que la humanidad haya conocido?. Es la única cosa permanente que sustenta la existencia humana. Puesto que no hay otra cosa más importante, no serán vanos los esfuerzos que se dediquen a esta materia. Habiendo rechazado la espada, sólo puedo ofrecer a los que se oponen a mí, la copa del amor. Al ofrecerles esta copa espero atraerlos hacia mí. Soy incapaz de pensar en una hostilidad permanente entre el hombre y el hombre y, creyendo como lo hago en la teoría de la reencarnación, vivo en la esperanza -si no en esta vida, al menos en algún otro nacimiento- de poder abrazar a la humanidad entera en un fraternal abrazo”.
Palabras de Sarvepalli Radhakrisnan (1888-1975), filósofo, diplomático y segundo presidente de la India.

Read Full Post »

por-queSe hallaba un ferviente cristiano en el salón de su casa, cuando sintió que a causa de una gran tormenta se iba inundando su pequeño pueblo, todos huían hacia tierras más sólidas. El nivel del agua subía y su casa estaba parcialmente inundada pero él se negaba a huir, en su fuero interno estaba convencido de que Dios le salvaría, gracias a su gran fe en Él. Pasó un vecino montado a lomos de un caballo y le dijo, ven, sube y huiremos juntos de esta inundación; pero el ferviente cristiano se negó, seguía confiando en que Dios le salvaría. El agua había alcanzado la segunda planta de la vivienda, cuando pasó otro vecino en una pequeña barca, sube le dijo y te salvarás. Tampoco en esta ocasión quiso este fervoroso cristiano subir a la barca, seguía convencido que Dios haría algo y le salvaría. El agua seguía creciendo y tuvo que refugiarse en el tejado de su casa, donde unos minutos después pasó un helicóptero que le volvió a ofrecer ayuda para salvarse de la inundación e igualmente en esta tercera ocasión rehusó la ayuda para salvarse diciendo confío plenamente en Dios, Él proveerá. Y este buen cristiano se ahogó. Al llegar ante Dios, bastante molesto por lo ocurrido, le dijo a Dios: yo confiaba en ti, ¿por qué no has hecho nada para salvarme? Y, Dios le dijo, te envié un caballo, una barca y un helicóptero, ¿no te parece suficiente ayuda? En fin, comprendamos que, a Dios rogando y pero con el mazo dando.

Read Full Post »

feng-shui-11-jpg1Según el Feng Shui la ubicación de la mesa de despacho o mesa de trabajo es vital para ayudarnos a pensar de forma creativa. Uno de los consejos al respecto es que no debemos poder mirar a una ventana de manera obligatoria al levantar la vista, ya que esto disiparía nuestra concentración, lo ideal sería tener esa ventana a la vista cuando quisiéramos deleitarnos con un paisaje agradable simplemente girando la cabeza. De igual manera la situación ideal será estar de espaldas a la pared, lo que nos hará sentirnos protegidos. Sin embargo si nuestro lugar de trabajo lo comparten muchas personas y le damos la espalda a algunas de ellas, nos sentiremos vulnerables e inseguros porque nunca sabremos con certeza si estamos siendo observados. La picaresca nos hará solucionar ese problema, ya sea con plantas, espejos que nos permitan ver al compañero o con un marco de fotos suficientemente grande cerca de nuestro ordenador para que no puedan ver qué pagina estamos mirando. Y, en la medida en que nos sea posible, está comprobado que se trabaja de manera más relajada cuando se está rodeado de poca gente. Muchas personas pasando a nuestro alrededor nos distraen, inquietan, además de tener que soportar constantemente las malas energías ambientales. Y, si fuera posible, el tener espacio sobre nuestras cabezas, nos ayuda a pensar con más claridad. El Feng Shui es el equilibrio entre nosotros y el ambiente donde vivimos. Según esta cultura, un proverbio chino dice que primero es el destino y la suerte, después el esfuerzo y en tercer lugar está el Feng Shui. Aprovecho para deciros que el esfuerzo en el trabajo siempre merece la pena aunque no nos lo reconozcan, porque hacer algo bien es gratificante para uno mismo. Los adeptos al Feng Shui, creen que el destino y la suerte dependen de la fecha de nacimiento y de nuestros actos, pero con buenos actos, se puede llegar a cambiar la suerte. Piensan que nuestros buenos actos harán que tengamos más suerte y una vida mejor. Y al igual que yo también creen que sin esfuerzo no se consigue lo que deseamos, tenemos que estudiar para aprobar, cuidarnos para tener buena salud, etcétera. Y, en tercer lugar creen que está el Feng Shui, creyendo que a pesar de los dos factores anteriores, el trabajar en un lugar sin armonía, sería un obstáculo para lograr éxito profesional.

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »